Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Jul 13, 2016 7:20 am.
PERFIL // MP
PERFIL // MP

Phoenix End Song

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Phoenix End Song

Mensaje por Invitado el Lun Feb 01, 2016 4:42 am




         
Jean Grey 's Casting






Nos encontramos en una época obscura no sólo para los mutantes, sino para todos los héroes en la tierra. La Guerra Civil se ha desatado a causa de la iniciativa del gobierno de aprobar finalmente la ley de Registro.

Héroes y Villanos se alían a favor o en contra, intentando defender lo que ellos creen es correcto. Por un lado está el Régimen, aquellos que piensan que las cosas con los mutantes y meta humanos han ido demasiado lejos y que, necesitan alguna clase de control para impedir que las cosas terminen en desastre para todos. Del otro lado, tenemos a los rebeldes, quienes creen firmemente que el acta de registro es un intento vano del gobierno de poner fin a los conflictos interminables entre humanos y meta humanos. Defienden lo que ellos consideran libertad de expresión y de conservar el anonimato.

La una vez x-men Jean Grey se encuentra ahora del lado del Régimen para sorpresa de sus amigos. La Fuerza Phoenix la ha despertado de su sueño, trayéndola de vuelta a la vida. Pero el Phoenix aún es débil, incompleto… Jean trata de mantener la fuerza que la despertó bajo control con todas sus fuerzas. Pero está fallando.

Estamos en Nueva York, en el Penthouse de un hotel de cinco estrellas. En la habitación 1407 que el Régimen le proporciono, la joven mutante yace entre las sábanas de la cama sin poder dormir desde hace varias horas.

Jean mira el reloj: la una de la mañana. Suspira con frustración.
“Esto es inútil” se queja mentalmente y finalmente se levanta, sintiéndose impotente, impaciente. Está cansada puesto que en las últimas noches ha dormido poco, y en las pocas ocasiones que ha conseguido conciliar el sueño, las pesadillas le persiguen.

La pelirroja se acerca hasta la puerta corrediza del balcón, observando la ciudad que se extiende hasta donde se pierde la vista. Afuera está lloviendo y las gotas de agua corren por el cristal como lágrimas frías. Jean observa su propio reflejo, apoyando una mano contra el vidrio. Lleva puesto un pants de color gris para dormir, sus cabellos rojos están sueltos sobre sus hombros. A pesar del frío que está haciendo, ella no lo percibe. Hay un calor obscuro quemando en su interior, luchando por salir…

“He venido aquí intentando mantenerme lejos de los x-men.” Piensa para sí misma “Ororo, Hank, Warren, Scott, Logan… todos ellos. Mis amigos, mi familia… Han luchado demasiadas veces contra mí. No quiero hacerles daño… otra vez. El Régimen tiene el poder suficiente para mantenerme bajo control en caso de que…” Agita la cabeza. Sólo pensar en la posibilidad de volverse Dark Phoenix, le asusta. El enlace psíquico que compartía con Scott Summers se ha roto. En el pasado fue el único vínculo que evitó que se perdiera en sí misma. Pero ahora todo ha cambiado. Se siente frágil, se siente sola como nunca antes de encontrar a los x-men, de casarse. “Esto está mal, despertamos demasiado pronto. Aún no es tiempo.”
Una risa femenina dentro de su mente le hace respingar.

"Jajja ¿a qué le temes Jean Grey? Querías vivir ¿no es así?
No necesitas a Scott, él te traicionó.
Tampoco necesitas a los x-men. Tienes todo lo que deseas y puedes tener más.”

“Esta no es la forma, no quiero hacerles daño. A ellos ni a nadie.”

"No luches contra lo que eres. Yo soy parte de ti, lo sabes.
Sólo cierra los ojos y escucha."

Jean cierra los ojos con cierto recelo. Gracias a su habilidad como telépata, incrementada por la fuerza Phoenix, es capaz de escuchar los pensamientos de las personas que duermen en el hotel y en toda la cuadra sin esfuerzo alguno. No sólo escucha sus sueños y sus pesadillas, sino que puede saborear sus emociones: deseo, lujuria, temor, amor, celos, avaricia, amistad, rencor, anhelo, miedo. Todas estas sensaciones la abruman, le hacen querer más. La pelirroja suelta un jadeo de placer.

"¿lo ves? La ciudad y el mundo entero,
el universo, es nuestro. Tómalo Jean."

-¡No!- grita abriendo los ojos de golpe, retrocediendo, apartándose del cristal que le muestra su reflejo distorsionado, un reflejo que le devuelve una sonrisa torcida y obscura.

"Es muy tarde para luchar, solo es cuestión de tiempo.
Libéranos, sabes que lo deseas. Sólo déjalo salir."

Jean siente su cabeza arder cuando los recuerdos y las emociones de su vida estallan como fuegos artificiales en el cielo nocturno. Están llenos de pasión, de fuego, de alegría, de tristeza, de sangre, de vida y de muerte. Se abraza a sí misma, intentando aferrarse a su humanidad. Está agotada, la fuerza que reside en ella esta hambrienta y desequilibrada. Necesita la energía del sol para mantenerse completa. Mira sus manos temblorosas y respinga cuando se da cuenta que unos guantes dorados cubren su piel. Se mira a sí misma para encontrarse con el traje rojo y dorado de Dark Phoenix.


-No, no otra vez por favor… - susurra. –Yo soy Jean Grey… yo sólo… ¡tengo hambre!- Extiende su mano haciendo saltar el cristal de la puerta en miles de pedazos con su poder telequinético. Camina con paso seguro hasta el balcón ignorando la lluvia que empapa su ropa rápidamente. Luego apoyando sus manos en la barandilla se sube con cuidado, manteniendo el equilibrio el tiempo suficiente para ver las luces de la ciudad brillar a sus pies. Una vez ella absorbió la energía de un sol, destruyendo un sistema solar entero y a billones de vidas junto con él… sin embargo también una vez, las descargas de energía de los ojos de Cyclops le alimentaron casi igual que el calor de una estrella. Pero ella no quiere recurrir a Scott, la tensión entre ambos sólo empeoraría las cosas…

De pronto recuerda que existe otro que posee una habilidad parecida: Superman. Sus poderes vienen del astro rey. Él debe ser capaz de saciar su hambre el tiempo suficiente para… ¿para qué? Jean se esfuerza en seguir el hilo de sus pensamientos, en vano. La razón la ha olvidado en un segundo. Pero para el momento en que la mutante salta hacia el vacío y se eleva con aura dorada rodeando su cuerpo, acariciándola, quemándola, como el tacto suave de un amante, Dark Phoenix está segura de una cosa: debe encontrar a Superman de inmediato.



C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T




Última edición por Jean Grey el Mar Feb 09, 2016 12:32 am, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Phoenix End Song

Mensaje por Invitado el Lun Feb 01, 2016 10:10 am

Casting Aceptado

Puedes proceguir con la Ficha y demas registros.

En cuanto completes la ficha, se te cambiara el Nick.
Bienvenida.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.