Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Jul 13, 2016 7:20 am.
PERFIL // MP
PERFIL // MP

Una realidad quebradiza (Jean Grey)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una realidad quebradiza (Jean Grey)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 11:48 am

El rugido de un motor se escucho entre las silenciosas montañas canadienses. Procedía de una motocicleta que atravesaba una carretera que avanzaba en curvas. El piloto de esa moto iba ataviado con vaqueros azules y una cazadora de cuero color marón. No lleva casco y su media melena revoloteaba al viento.

Por fin la moto se detiene en los lindes de un espeso bosque que no dejaba ver más allá de los primeros árboles. El piloto pone el seguro de su moto y coloca un pie en el suelo. Luego el otro.

Respira hondo disfrutando el aroma salvaje del bosque y del frío invernal. Tras eso avanza lentamente mirando a ambos lados del lugar. A cada paso escucha la nieve crujir bajo sus pies. A su alrededor solo ve árboles blancos debido a la nieve que cubren sus ramas.

Realmente no sabia porque estaba en ese lugar. No lo había pensando. Necesitaba tiempo para despejar la mente así que se subió a su moto y comenzó a recorrer la carretera en busca de un lugar en el que los molestos entrometidos no le incordiaran y no se había dado cuenta de la dirección que tomaba ni lo lejos que se encontraba hasta toparse con los primeros árboles.

Tampoco era algo que le extrañara. Él pertenecía a Canadá y cuando las cosas iban mal, realmente mal, terminaba viajando a ese bosque en el que tantos años había pasado para aclarar su mente. Solo que estaba vez no había sido una idea predeterminada solo se había dejado guiar por el instinto.

Logan avanzó por el bosque Canadiense con decisión como si tuviera claro a donde ir a pesar de que haber terminado en aquel lugar fue aparentemente simple casualidad. Se encontraba tranquilo. Ese lugar era uno de los pocos sitios capaz de transmitirle calma. Siempre lo había sido.

Entonces sus fosas nasales se dilataron captando un olor que seria imposible que no reconocería. Logan se dejo guiar por ese seductor aroma y avanzó por el bosque blanco. Tuvo que recorrer una distancia considerable antes de que los árboles comenzaran a abrirse en un claro.

Logan pudo ver desde la distancia como la tundra estaba enteramente cubierta por una capa espesa de color blanquecino. En el centro de ella había una superficie lisa de color celeste. El lago de agua cristalina se había convertido en una superficie de hielo tan frágil que el mínimo peso podría resquebrajarlo.

Eso no fue lo que capto la atención del mutante. Una figura femenina se encontraba justo enfrente del lago con la mirada perdida en él.  Su figura era esbelta y elegante, también era misteriosa como si un aura mística la envolviera Sus cabellos rojos estaban sueltos y a veces se movían con el viento.

Logan no pudo ver ni sus ojos verdes ni su sonrisa dulce pero supo sin lugar a dudas de quién se trataba. Logan abrió los ojos ampliamente sin poderse creer lo que estaba viendo o más bien oliendo. Si su cuerpo no se hubiera quedado completamente paralizado justo al salir de la espesura se llevaría los puños a los ojos y se los frotaría creyendo que veía visiones.

Notaba como su corazón latía acelerado con la misma fuerza que un tambor. Quiso correr y besarla. Quiso meter la cabeza en el agua helada para asegurarse de que no estaba viviendo una alucinación. Pero no hizo nada de esto. Se limitó a caminar lentamente hacia ella, en parte por precaución pero también porque notaba su cuerpo demasiado entumecido como para andar con soltura.
Se detuvo a mitad del camino, donde Jean pudiera verlo, y trato de hablar. Al principió las palabras se le estrellaban en la garganta y eran incapaz de salir. Logan respiro hondo haciendo un esfuerzo inmenso por calmarse.

-¡¿Jean?! -Exclamo finalmente con bastante dificultad y notando como su voz sonaba rota y quebradiza reflejando la estupefacción que estaba sintiendo -¿Eres realmente tú?

Quiso acercarse más pero sus piernas no le respondieron. Por un lado se sentía  apunto de volar de la felicidad que estaba sintiendo pero por el otro su parte racional le decía que no podía ser ella. Qué Jean Grey había muerto. Logan se quedo a varios metros de Jean mirándola confuso pero a la vez esperanzado de que no fuera una alucinación.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una realidad quebradiza (Jean Grey)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 09, 2016 10:22 pm




Sobre el bosque canadiense reina un silencio blanquecino. El aullar del viento entre los arboles es casi lo único que rompe su fría calma. Pero para un telépata no sólo se trata de una ausencia de sonido, sino también de la ausencia de ruido psíquico ya que el pueblo más cercano se encuentra a muchos kilómetros de distancia.

Es en este bosque que se encuentra Jean Grey, alguna vez conocida como Marvel Girl, antigua estudiante y maestra del Instituto para Jóvenes Superdotados, y una de los primeros cinco X-Men originales. Pero han pasado años desde el día en que el mutante cariñosamente conocido por sus estudiantes como Profesor X, llamara a su puerta. Ella ya no es una X-Men, ya no es Marvel Girl y mientras observa el inmenso lago congelado que se extiende frente a sus ojos comienza a preguntarse si todavía hay suficiente de sí misma para controlar la fuerza que lleva en su interior. Jean Grey no siente frío, no, ella es inmune al gélido clima que reina en el bosque gracias a sus poderes. El frío que siente viene de algún lugar dentro de sí que no logra definir. Algo le falta. Y esta sensación le hace abrazarse a sí misma buscando de una manera inconsciente mantenerse entera, mantenerse tranquila.

Lleva su traje verde y oro, con el emblema de Phoenix grabado en el pecho. Sus cabellos rojos y sus pestañas están bañados de esquirlas de cristal de nieve. No sabe muy bien cuanto tiempo ha pasado contemplando la luz moverse sobre la superficie del lago, sólo sabe que debe aguardar antes de continuar su camino en busca del hijo de Kriptón…

De pronto lo escucha aproximarse, escucha los latidos de un corazón muy familiar mucho antes de que le llegue el sonido de su voz. Sin embargo no da señales de percatarse de la llegada del famoso mutante de las garras de adamantium, hasta que él se aproxima. Entonces no puede evitar sonreír y volver su rostro hacia él. Muchos, entre ellos los X-Men, aún no saben que Jean Grey forma parte del Régimen. Ella se ha asegurado de hacerles pensar que aún está muerta. Pero ahora Logan está aquí.


-Hola de nuevo- saluda y suelta una risita a su pregunta. –Eso creo. Puedes acercarte y comprobarlo por ti mismo.- indica ladeando el rostro y observándolo cuidadosamente. De todas las personas que deja atrás en cada muerte, Logan parece el único que se mantiene siempre igual, indiferente al paso del tiempo. Eso siempre le hace sentir bien. –Te he estado esperando.- dice en voz un poco más baja y luego sus ojos verdes se posan una vez más en el lago. –¿Cómo están todos en casa?... ¿Cómo estás tú?- pregunta haciendo una pausa, entonces le mira. –Cuéntamelo todo Logan, aún hay tiempo.-



C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una realidad quebradiza (Jean Grey)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 23, 2016 3:22 pm

La mujer de cabellos rojos se voltea hacia él lentamente. El corazón de Logan da un vuelco cuando su mirada se cruza con la de ella. Se le congelo el aliento en la boca al observar su gran belleza adornada por esas esquirlas en sus pestañas y su sonrisa que le  iluminaba el rostro.

Por un momento Logan no se movió ni un músculo, demasiado embelesado por la belleza de ella y su cerebro demasiado aturdido con preguntas a las que trataba de hacer oídos pero que no dejaban de producirse en el fondo de su mente.

Ella había muerto. Jean Grey. La mujer que tanto había amado estaba muerta y Logan había tenido que lidiar con esa realidad. Pero ahora como si fuera un milagro atrasado de navidad ella se encontraba ahí. Como si nada de lo vívido en los últimos tiempos hubiera sido sucedido y ella nunca se hubiera ido.

-Jean... -profirió Logan en un susurro casi inaudible dominado por la sorpresa pero también la alegría que sentía por volver a ver a su pelirroja favorita. Ella pregunto como estaban todos en casa y Logan se quedo callado un momento tratando de hacer un esfuerzo por conseguir que de su boca saliera una respuesta satisfactoria.

-Sí, los demás están bien: sobreviven -dice de manera lenta como si cada palabra le costara un gran esfuerzo en su embotado cerebro -¿Tú como estás? ¿Cómo has vuelto?

Pregunta aunque una parte de su cerebro recuerda que ella no es alguien cualquiera, que ella es Phoenix y a diferencia de la mayoría de la gente ella tenia la capacidad de regresar de entre los muertos. Cuando le dice que aún queda tiempo la mira intrigado y a la vez extrañado percatándose de que su traje no era otro que el de Phoenix eso le dio un mal presentimiento pero trato de ignorarlo.

-Tenemos todo el tiempo que queramos -dice con confianza férrea tratando de mostrarse seguro y que ella se sintiera segura con él -Vamos a casa, Jean. Ahí te lo contare todo.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una realidad quebradiza (Jean Grey)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 26, 2016 4:46 pm





-Sobrevivir es lo que mejor saben hacer los X-Men.- sonríe con nostalgia. Las emociones y pensamientos que puede leer sin esfuerzo en la mente de Logan le hacen cerrar los ojos un momento. Existe una pequeña llama que arde en el mutante y que desplaza un poco el frío en el interior de la pelirroja, le hace sentir mejor.

Cuando vuelve a mirar al otro su sonrisa es más amplia. Él pregunta cómo es que ha vuelto y por la mente de Phoenix pasan recuerdos de fuego, de estrellas, de dolor.
–…No estoy segura.- frunce el ceño con mirada ausente, intenta recordar, pero casi enseguida los pensamientos de Logan le distraen y pronto lo deja pasar. Ríe de forma cantarina y lo mira despreocupadamente. -¿Importa? Da igual cómo haya sucedido, lo importante es que estoy aquí.- se acerca lentamente hasta dónde está el canadiense. Muy a lo lejos en el horizonte se pueden ver nubes negras que anuncian una feroz tormenta, pero por ahora el sol del atardecer ilumina con tonos anaranjados la superficie del claro, hace brillar pequeños diamantes sobre la nieve y también, hace destellar la escarcha formada en las ramas de los árboles y en los cabellos de Phoenix. -¿Todo el tiempo que queramos? Oh si, el tiempo es nuestro...- alarga su mano cubierta por el guante dorado para acariciar la mejilla de Wolverine. Por un momento deja vagar sus ojos sobre los duros rasgos del rostro del mutante, como si fuera la primera vez que lo ve. Es un guerrero experimentado, fuerte a pesar de su estatura, es un hombre que ha visto muchos inviernos y sobrevivido a incontables tormentas y aun así, en sus ojos azules existe una luz que irradia confianza y algo más, algo especial y que siempre le ha atraído. “Sí, llévame a casa.” pide mentalmente casi en un susurro. Pero no le deja contestar cuando los dedos de su mano izquierda se enredan en los cabellos negros del otro atrayéndole hacia ella, y la otra mano en su mejilla retiene su rostro para poder besarlo a placer. Al principio es un beso suave y lento, pero el aroma a bosque, a tierra y a madera tan característico de Wolverine y el calor de sus labios contra los propios, hacen que el roce se vuelva lujurioso con rapidez, su lengua lucha por el dominio sobre la otra. Quiere robarle el aliento, quiere robarle el calor. Y mientras ella se deja llevar por el arrebato, el traje verde sobre su piel va cambiando lentamente hasta volverse rojo y oro. Los colores de Dark Phoenix.


C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.