Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Jul 13, 2016 7:20 am.
PERFIL // MP
PERFIL // MP

Don't be nasty, girl

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Jue Feb 11, 2016 8:02 pm

Oh! Canadá… De este país habían salido demasiadas basuras, no es que lo odiara, pero el hecho de que el bocón de Wade Wilson saliese de este agujero y que el bestia de James Howlett también me daban ganas de destruir Canadá y ¿qué me dicen de Kevin Owens? Mierda es un país de mierda, de gente de mierda, que se cree superior a todos… Sí no fuese por Brett Hart o Sami Zayn creo que hubiese armado una avanzada para destruir toda zona con vida en este país ¿comparo wrestlers con mutantes? Si, al menos los wrestlers hacen papeles falsos, los otros dos son cretinos por amor al arte. Bueno ¿me recuerdan en que estaba? Cierto, caminaba por los bosques helados de el país al norte del imperio de la esperanza. ¿Qué acaso la “S” en el pecho de Superman no significa esperanza? Ahora da más terror que otra cosa, pero mejor evitaba esos pensamientos, había mucho imbécil metiéndose en las cabezas ajenas en el régimen.

La nieve abundaba, todo estaba cubierto por una aburrida sábana blanca, si lo sé, comencé siendo un hechicero limitado con control de la photokinesis y de la umbrakinesis, para mí todo era blanco y negro, pero desde que comencé a asesinar a mis hermanos hechiceros, descubrí que era un recipiente mágico y que podía robar sus habilidades ¿qué sucedería sí asesinaba a Zatanna o a Strange? O pensemos en grande ¿qué sucedería sí tomaba el casco de Dr. Fate con las manos? ¿Terminaría volviéndome dios? En fin de nuevo yéndome por las ramas, el blanco me parecía aburrido desde que tenía más colores en mi vida. El frío era aburridor, así que simplemente decidí poner en práctica la segunda hechicería que robé en mi vida, mi ojo derecho se tornó completamente blanco exceptuando por la pupila y el izquierdo se tornó completamente negro a excepción de la pupila que se tornó blanca, las venas y arterias alrededor de mis ojos se tornaron más gruesas por el flujo de sangre excesivo, en mis palmas se crearon dos círculos mágicos de color rojizo para luego rodear mis manos de fuego. –De verdad que el frío es algo aburrido.

Sí abusaba mucho de mis poderes el dolor de cabeza se haría cruel, así que solo caminaría hasta encontrar lo deseado ¿qué era eso? Ya lo había olvidado, pero se me había ordenado venir a buscar a alguien, no, esta vez no era matar, era simplemente buscar y verificar su estado ¿cómo era que se llamaba? Era una tipa de eso estaba seguro, no estaba en posición para pensar en sexo en el momento, en mi cabeza se la pasaba rondando una rubia que aunque tenía una moral demasiado buena, me había conquistado ¿hasta cuándo duraría la fiesta? No lo decía por mí, bueno si, mi debilidad se haría latente en algún momento, sabemos que no hay peor trampa que una mujer, aunque por Feli había asesinado a mi propia gente… Bueno digamos que gracias a ella encontré el comienzo de todo Joseph Letha’i había sido el primero y no sería el ultimo. Extendí mi mano y lancé fuego hacia los arboles solo para que el lugar cambiara de color.

La monocromía me deprime. –Era ridículo que lo dijera vistiendo una gabardina de cuero negro, con una hombrera de plata en mi hombro izquierdo y sin una manga en el brazo derecho, un pantalón oscuro y botas negras también, era la persona más monocromática para vestir, pero en mi defensa quería hacer algo diferente a caminar por el maldito bosque canadiense… ¡Como desprecio a Canadá y a sus hijos!
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 2:34 am






Nos encontramos en el límite norte de Canadá, muy lejos de cualquier población humana. El cielo antes despejado ahora está lleno de nubes obscuras que anuncian una tormenta próxima. Todas las criaturas que habitan este bosque congelado parecen presentir la tempestad y el silencio que reina es casi antinatural. Aunque tal vez no es al a nieve y el frío a lo que temen…

De pronto se puede ver una silueta que brilla rojo y dorado surcando el cielo contra la luz del atardecer, a su paso va dejando una estela dorada de luz. No, no se trata de un meteoro, ni tampoco de Superman. Es una mujer de cabellos de fuego, una mutante. Una vez tuvo un hogar muy lejos de aquella tierra fría, una vez  fue una idealista que buscaba ayudar a  cumplir un sueño. Hoy las cosas son más complicadas.

Hace poco -de hecho algunos cientos de kilómetros atrás- esta mujer, Jean Grey, tuvo un encuentro inquietante con el mutante canadiense conocido como Wolverine. Después de como resultaron las cosas ella estaba decidida a hacerlo perder su rastro y no permitirle volverla a hallar.

“Demasiado peligroso, querido Logan.” Había pensado. Pero conforme se desplaza sobre el bosque nevado el recuerdo de lo sucedido con Logan se va perdiendo, ella se encuentra abrumada y cada segundo puede percibir con mayor intensidad el hambre creciente de la fuerza Phoenix dentro de sí, que en su estado debilitado le urge a satisfacer su apetito. Así que justo ahora Dark Phoenix sólo sabe que quiere encontrar a Kal-El. Lo necesita, aunque continua olvidando el motivo. Nadie sabe dónde se esconde, pero ella planea buscarlo al Norte, en esa fortaleza que ha escuchado que llaman “De la Soledad”. Y si no lo encuentra allí logrará por lo menos conseguir su huella mental.

Sin embargo el aura mágica y de poder que de pronto “olfatea mentalmente”  llama su atención. Movida por la curiosidad gira en el aire describiendo un arco de luz.

A menos de un kilómetro de distancia se encuentra Finnegan McArden, un poderoso miembro del régimen que recientemente ha incrementado sus habilidades de forma casi alarmante. Está buscando a una mutante, y en medio de su búsqueda hace prender una parte del bosque en llamas que estallan en colores anaranjados, amarillas y rojas. El aura que desprende este fuego apesta a magia. De pronto de entre las flamas emerge Dark Phoenix absorbiendo su esencia, alimentándose a medias de ellas y haciéndolas disminuir en altura y tamaño. Se acerca lentamente hasta dónde está el otro.


-¿Me buscabas?- pregunta mirándolo con media sonrisa. Sus ojos eran del mismo color del fuego, aunque lentamente se volvieron verdes. –Has venido desde muy lejos… Dime ¿cómo esta ese dulce canario tuyo? Felicity.- pregunta, ladeando el rostro.

C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 2:55 pm

La “paz” duraría poco, apareció de la nada una mujer que ardía, literalmente ardía, su cabello color rojizo y su figura intimidante se levantaba por los aires con una cara de pocos amigos ¿sería ella a quien vendría a buscar? Ella tenía cara de Phoenix hasta que sus ojos cambiaron de nuevo a ser verdosos, definitivamente así era como un Phoenix dejaba de ser un ave todopoderosa y milenaria y se transformaba en un lindo y tierno cardenal, sin embargo sus palabras eran como sí me conociera de hace mucho, eso era algo que le quitaba lo atractivo.

Pequeño cardenal ¿no te han dicho que no te metas en las mentes ajenas? –Comenté sin chistar, ella comenzó a hablar de Felicity, otro se hubiese alterado yo entendí que solo se metía en mi cabeza y ya que había hecho el juego de palabras con un ave, tocó seguirle el juego con más aves, yo sería un cuervo por sí se preguntan. Me crucé de brazos y la miré acercándose lentamente, debía de establecer una distancia, pero ¿qué les puedo decir? Me gustan los retos, primero seguí caminando hacia ella, nos encontraríamos frente a frente ¿era ella a quien se me mandó a buscar? ¿Por qué? Que era lo que tenía de especial el cardenal que tenía al frente? Rodeé mi mente con magia para evitar que alguien indiscriminado decidiera seguir buscando y entendiendo que su poder se me hacia complicado y por ello atractivo y me crucé de brazos estando parado justo frente a ella, hice silencio mientras el sonido de las montañas y de la madera quemándose inundaba el lugar, el gris se mezclaba con el blanco y el anaranjado del fuego y pronto el olor a humedad se transformaba en madera quemada, algo de carbón en combustión y un poco de humo obviamente, adoraba el olor a humo y no es porque haya quemado muchas cosas en mi vida, el fuego no era mi poder hasta que asesiné a mi hermano.

Me imagino que sí tú dices que te vengo a buscar a ti, es porque es así ¿cierto? Eh… Mira no recuerdo el nombre de quien vengo a buscar, es una mutante muy poderosa, catalogada como uno de los seres más poderosos y sexy del universo… Me quedo con lo sexy, lo poderoso lo veo muy poco en ti. –Suspiré. –Vengo por… Mhmmmm… Deja y recuerdo, soy malo para los nombres femeninos… Mhmmmm… Lo tengo en la punta de la lengua. –Empecé a caminar a su alrededor solo para mirar su cuerpo detalladamente ¿qué clase de poderes escondería? Definitivamente tenía que ser algo de su mente, porque su cuerpo hasta ahora estaba bien trabajado, pero no daba señales de súperfuerza.

¿Por cierto te han dicho que eres muy monocromática? ¿No te aburré el mismo color, Jean? –La chica del poder del Phoenix, un ente cósmico con problemas hormonales, Luthor y compañía querían controlarla, y ahora había recordado mi morbo de haber venido solo, quería ver que buscaban controlar y ver sí era alguien con quien me quería juntar, simular control hasta el momento en que mi locura me llevara a darle la espalda a régimen… Y también para saber sí era fiel a los caminos de Kal, puede que a Stark no le agradase, pero sí estaba 100% del lado de Supervolatil, nada podía hacer. –Cardenal sí tu eres el Phoenix, te pido que me acompañes, como ves soy un hombre débil y solitario que viene a buscar de tu infinita bondad y belleza.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Dom Feb 14, 2016 2:25 am




El fuego casi se ha extinguido gracias a la humedad de las ramas en los árboles y a la nieve. Aun así el cuerpo de Dark Phoenix emana pequeñas llamas de energía psionica por sí mismo, se deslizan sobre su traje, por el largo de su cuello, los contornos de su rostro y entre sus cabellos rojos, aunque sin hacerle daño. Ella observa atentamente al humano que le ha llamado cardenal. Puede decir con seguridad que no se trata de un mutante. Es un hombre joven, apuesto, de constitución atlética y facciones cuadradas. Sus ojos –uno negro y otro blanco exceptuando la pupila que es del color contrario- son profundos como dos pozos obscuros que albergan historias y cicatrices. Pero a pesar de que parece bien entrenado, Jean Grey percibe la inestabilidad de su poder, y siente curiosidad por los matices mágicos de los que parece estar construido.

-¿Te consideras un cuervo?- cuestiona ignorando su pregunta sobre la privacidad mental. Un segundo después la mutante siente como se levanta una barrera mágica que le dificulta acceder a la cabeza del Cuervo. La pretención del humano sólo le hace sonreír. –No sabía que al Régimen le gustara adoptar esa clase de aves. Todo el mundo sabe que les gustan las cosas brillantes y la sangre.- Jean Grey cierra los ojos un momento y luego vuelve a mirarlo. -Has venido solo. Así que al compararte con ésa ave me dice que quizá solo alardeas de tu inteligencia- señala permaneciendo casi en perfecta inmovilidad mientras él se acerca y le estudia con detenimiento. Sólo los ojos verdes siguen los movimientos del hechicero. El habla sobre la mujer a la que busca, describiéndola e intentando recordar su nombre. El hombre habla sobre ella, sobre su traje y finalmente la llama por su nombre. Phoenix por otro lado le escucha a medias pues parte de la pelirroja intenta descifrar la naturaleza del humano no por sus palabras sino por la forma en que se mueve y la forma en que se comporta el poder que corre por sus venas amenazando con quemarlas de un momento a otro. Ella ha venido al norte en parte buscando paz y tranquilidad, pero la presencia de Finnegan sólo hace aumentar su apetito.

Sin embargo sus últimas palabras le hacen soltar una carcajada.
–¿Un cuervo como tú busca bondad? Creo que esa ya las hallado en tu pequeño canario si has llegado a derramar sangre en su nombre. Los humanos son malos mentirosos- entornó la mirada –Y aunque no eres rival para nosotras, sé muy bien que no eres débil- replicó entretenida. -Quizás has venido solo pero sé que no lo estas. ¿Te han en enviado a llevarme de vuelta o por qué te han hecho venir hasta el fin del mundo buscándome?- se eleva unos metros sobre la nieve, levantando a medias los brazos y levitando con facilidad. El rostro de la mutante se suaviza por un momento antes de continuar. –Diles que no volveré hasta que encuentre lo que estoy buscando Finnegan. Así que dime lo que tengas que decir y vete.- cierra los ojos con fuerza intentando no dejarse arrastrar por las sensaciones que despertaba en ella el poder del hechicero.



C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Dom Feb 14, 2016 11:36 pm

Por un momento pensé que entraba en modo apacible, aunque sus palabras eran pequeñas agujas lanzadas a mi cuerpo, sí no hubiese protegido mi mente con magia seguiría jodiendome la cabeza, que manera tan inescrupulosa de tratar a un amigo… Ok… Lo sé, no somos amigos, pero tampoco enemigos, me detengo y la miro de reojo mientras hace sus movimientos, sí bien no son los más sensuales, se denota el poder en ellos tanto que me siento atraído hacia ella, sí no fuese porque tengo protegida mi mente podría ver lo mucho que deseo más y más poder y lo mucho que me hace desearle en ese instante, negué con la cabeza un par de veces tratando de no ser un completo “asshole” y tratando de recordar para que me pidieron que la devolviera a New Metropolis, pero de mi cabeza no salía nada de nada.

Aún no entendía porque seguíamos hablando de pájaros, ni siquiera me gustan los cuervos, soy partidario de los avestruces, pero a nadie le gusta compararse con esos enormes animales, los tienen como cobarde y como pollos de más de un metro de alto, aún así los considero magníficos. Suspiré hondo y levanté la mirada. –Mira… Sí yo recordara porque me dijeron que te buscara, te diría sin chistar. –Creo una plataforma de luz circular a mis pies y me levanto hasta llegar a su altura. –Pero la cuestión, cardenal… En serio ¿no te puedo simplemente llamar, Jean? Odio ese apodo ridículo, no sé ni porque hablamos de pájaros… Por cierto he matado por más de un solo pájaro, sí te hubiese dejado ver más allá en mi mente te darías cuenta. –Suspiré y me coloqué justo al frente de ella, me gustaba dar vueltas en un tema muchas veces porque podía usar palabrería para lograr lo que quería, pero con esta mujer las cosas sería diferentes, entre más evitara estupideces, mejor me iría.

Ahora mismo el que te necesita soy yo. –Extiendo mi mano con una sonrisa. –Finnegan McArden, Evolved Wizard, en serio me gustaría quitar la barrera mágica de mi mente, pero verías muchas cosas que no quieres ver. –Suspiro hondo y le guiño, estar lejos de la tierra me daba mareos y algo me decía que saldría despedido por la gran ira de The Phoenix muy pronto, al menos esperaba que estrechara mi mano antes de hacerlo. –Siento una especie de equilibrio en ti… Algo que… Bueno… Atrae a mi poder, no sé que buscas, y no me interesa realmente, pero te necesito en casa de nuevo, para saber más de ti y entender que esto que me aflige al tenerte cerca. –Sinceridad para que te tengo. Lo que sea que quería ¿no era más fácil conseguirlo en el régimen? Luthor y Stark pueden encontrar lo que sea, es en serio, lo que sea. –A decir verdad no me agradan quienes me pidieron traerte de vuelta, vine a dar una vuelta, no esperaba encontrarte, pero ahora que te encontré quiero que vengas conmigo por mi propia razón, tanto así que olvidé la de ellos.

Era mejor evitar el tema de la bondad de nuevo, el fuego empezaba a desaparecer del todo y solo quedaba el humo y el olor a este, en ella había tanta bondad como en mi luz, o sea era algo diminuto, a eso me refiero, el clima en Canadá era espantoso, como todo lo de ahí ¿cuánto tiempo estaría viéndola a los ojos con la mano estirada? Por cierto ¿soy más débil que ella? ¿Qué su inestabilidad no la hacía presa fácil? Gran Arquitecto del Universo… Gracias por mi magia, sí no me partiera en dos por decirle inestable.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Mar Feb 16, 2016 1:45 am









Pequeñas plumas de nieve comienzan a caer sobre el bosque. Las nubes en el cielo son negras y parecen cargadas de lluvia y hielo. En cualquier momento comenzará una tormenta. El hechicero y la mutante sin embargo, parecen ajenos a lo que sucede a su alrededor. Los cabellos castaños de Finnegan pronto están llenos de motitas blancas, por el contrario, la energía psiónica que rodea a Jean Grey, parece haber derretido la escarcha que se había formado en su pelo y pestañas y ahora la nieve no parece tocar su cuerpo.


-Yo soy Phoenix y así es como debes llamarme pequeño hombrecillo.- replica con frialdad observándolo ascender a su altura haciendo uso de sus habilidades y extenderle la mano. Pero ella no la estrecha, no, primero escucha lo que tiene que decir. Él habla sobre las muertes que ha causado, sobre las razones que tiene para que vuelva a “casa”. La mención de esa palabra la hace parpadear un par de veces, suavizar su gesto.

-…¿a casa?- pregunta en un susurro tan bajo que bien puede ser simplemente el sonido del viento que ha comenzado a intensificarse. ¿Dónde es exactamente esa casa? Hemos ido a casa y no había nada… - Le mira pensativa, y por un momento Jean Grey parece dudar. Pero el momento pasa y sus ojos brillan mientras hecha la cabeza hacia atrás sonriendo con lentitud. –jajajja ¿Crees que necesito entrar a tu mente para saber lo que eres? ¡Yo soy Vida encarnada! ¡Soy creadora y destructora! Y tú…- lo señaló con el índice –Tú eres muerte, Cuervo. La luz en ti está subordinada a la obscuridad que te domina- Entonces los dedos de su mano se curvan en garras estrangulando al hechicero sin necesidad de tocarlo. Un anillo de oro se forma entorno del cuello de Finnegan mientras habla. –¿En verdad crees que puedes proteger tu mente de mí? jAJjajA La única razón por la que te he permitido creerlo es porque me diviertes.- aprieta el agarre. -¿Quieres saber lo que te atrae de mí? ¿Conocerme? Muy bien hombrecillo… te lo mostraré.- su sonrisa se tuerce en una mueca burlona antes de lanzarlo contra los árboles, trazando una estela de destrucción conforme el impacto arroja al hechicero rompiendo troncos y ramas. –¡No hay nostalgia en tu corazón! No, tú no te ves atraído por ningún “equilibrio”. Tú eres como una polilla atraída por la flama. ¡Y yo soy fuego!-


C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Mar Feb 16, 2016 1:45 am

El miembro 'Jean Grey' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea

'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Mar Feb 16, 2016 11:06 pm

PH: 1900
Increíblemente no pude defenderme de su cruel ataqué ¿en serio quería tanta brutalidad? Yo estaba dispuesto a darle toda la brutalidad que estaba en mi, pero antes tenía que sobarme del fuerte golpe, que aunque cruel, no fue lo suficiente para detenerme ¿ahora tenía que tratarla con respeto? Lo sentía altamente pero no existía ser que mereciera mi respeto, ni los dioses, ni los humanos, ni los mutantes, ni los entes cósmicos, solo yo merecía mi propio respeto, al fin de cuentas yo era mi único dios. Me levanté con sumo cuidado verificando que mis huesos estuviesen bien, de algo servía entrenar a los golpes, pero yo no era un guerrero, suspiré hondo y me reí de ella a pesar de que la visión de mi ojo derecho era obstruida por un torrente de sangre.

Déjame ver sí entendí, yo soy la mosca que vuela hacía la luz ¿cierto? –Sacudí mis hombros y me soné el cuello. –Por ende sí me acerco mucho… Me harás pedazos y me quemaré como el vil insecto que tú crees que soy ¿cierto? –Estiré mi espalda y la miré con mi único ojo abierto. –Cuando dije casa es porque perteneces a nosotros, justicia con mano dura y orden. –Niego con la cabeza y avanzo decidida a ella ¿no necesitaba leer mi mente para saber quién era? Obviamente no, no me escondo ante nadie, siempre me muestro quien soy, soy tan malditamente transparente que doy miedo. –Actualmente no puedes entrar a mi mente porque eres limitada a la magia y te equivocas en algo… Eres la segunda persona que comete ese error y espero que no te suceda lo mismo que a la primera persona, porque ciertamente te necesito para mucho más de lo que crees. –Dejé que mi sombra me tragara solo para avanzar sin que su vista lo notara, sería un ataque simple y luego terminaría con algo de crueldad ¿por qué? No porque hubiese decidido atacar, sí no por su malditas ganas de llamarme “hombrecillo” ¿quién diablos murió y la declaro superior a mi? Nadie… Tenía que pisarme sí quería lograrlo e incluso más, encargarse de no dejarme levantar nunca más… Algo así como Superman a Green Arrow… Lo sé no estoy para malos chistes.

Me proyecté a sus espaldas con dos espadas de sombras en cada mano para dar un corte superficial en su espalda buscando arrancar su piel y tocar parte de sus huesos, no andaría con rodeos yo asesinaba no peleaba. –En mi no hay luz… Preciosa soy pura y densa oscuridad. –Me ardía el cuello y algo me decía que tenía una o dos costillas rotas, tenía que acabar con su presencia o con su resistencia… Dejémoslo en resistencia sí la devolvía muerta entonces me armaría un lío y quizás el ente cósmico que estaba en su cuerpo buscaría invadir el mío y estoy 100% seguro que no lograría resistirlo… Pero quería probar que tan lejos podía llegar, antes de que intentara voltear simplemente condensé gran cantidad de luz en mi mano y solo sonreí. –Esta es la única luz que sale de mi, Jean… –Mi rayo de luz condensada cauterizaría todo lo que encontraba no era muy grande porque no duré mucho reuniendo luz pero sería lo suficiente como para destrozar parte de su piel. –Demuéstrame que puedo llamarte Phoenix, sí no seguirás siendo un simple cardenal para mí. –Hiciese lo que hiciese se recuperaría, algo que yo no podía hacer fácilmente, yo era un mago limitado, enfrentándome a una fuerza estelar inconstante, no estábamos a la par pero algo se podía hacer.

Volví a poner pie en tierra solo para tocar mis costillas, efectivamente tenía dos rotas, la hemorragia en mi cabeza no se detenía y yo solo podía reírme, por eso no peleaba… Siempre terminaba hecho un pedazo de mierda, pero ¡hey! Veámosle el lado amable, estoy conociendo las capacidades de Jean Grey y buscando la razón porque su poder me atrae del todo ¿no?


Última edición por Finnegan McArden el Mar Feb 16, 2016 11:52 pm, editado 1 vez
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Mar Feb 16, 2016 11:06 pm

El miembro 'Finnegan McArden' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea

#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Miér Feb 17, 2016 2:47 pm





P.H. – 2,300


Para los incautos, el repentino estruendo que rompe el silencio del bosque podría pasar por un trueno. Pero este es un mundo dónde lo inesperado está a la vuelta de la esquina. Los meta humanos, los mutantes, los ciborgs, incluso los viajes en el tiempo son cosa de todos los días.

Ahora de entre los restos de nieve y madera quemada, emerge el hechicero Finnegan McArden, quién gracias a su entrenamiento y habilidades se levanta de un golpe que hubiera dejado inconsciente a un humano común, con sólo algunas heridas. Los ojos dorados de Dark Phoenix siguen sus movimientos mientras se levanta con cierta torpeza a causa del dolor que le infringen sus lesiones. A pesar de todo, no se queda callado. El ingenio burlesco del hechicero al parecer, sobre pasa al dolor que pueda sentir.

-Phoenix no le pertenece a nadie. Y eres la polilla por decisión propia, te advertí que te mantuvieras fuera de mi camino.- murmura levantando la mirada al cielo un momento, pensativa. Cuando vuelve a mirarlo sus ojos arden. -Nuestro hogar son las estrellas.- continúa, frunciendo el ceño. –¡No me hables de orden y justicia humana! Phoenix no entiende de reglas ni de moral. Soy lo que quema y destruye lo que no funciona. Yo soy caos.- arquea una ceja –Tú mismo no sabes por qué me necesitas, lo acabas de decir.- señala y cuando va arrojar una bola de energía psiónica hacia él, “la tierra se lo traga”. El eco distintivo que emite el poder de Finnegan se desvanece casi por completo, aunque aún es perceptible para la mutante como un susurro en el viento cuya procedencia Dark Phoenix tarda en identificar el tiempo suficiente para que el hechicero se materialice detrás suyo. Es entonces cuando la habilidad del humano se pone a prueba y gracias a su destreza, es casi nulo el tiempo en que piensa en su siguiente acción y la ejecuta. En menos de una fracción de segundo logra asestar un golpe con una de sus espadas.

-¡Arggh!- gruñe haciendo un gesto de dolor y echando la cabeza hacia atrás, arqueando la espalda al sentir el filo de la espada rasgarla. El arma es helada como el hielo contra la piel de Jean grey y le hela la sangre conforme corta hasta el músculo y casi hasta los huesos, pues la espada está hecha de sombras y ella es fuego puro. Es por esto que tarda en recuperarse y antes de que pueda voltear el otro intenta “quemar” su herida con luz antes de alejarse y ponerse fuera del alcance de Phoenix. La mujer jadea cuando el frío que se ha metido en sus entrañas, es obligado a salir con el poder del hechicero. Debido a la debilidad de la Fuerza Phoenix después del ataque imprudente de los Shi’ar al intentar destruirla, la mujer cae al suelo, aunque aterriza sobre las puntas de los pies y detiene su caída con las palmas de las manos. Sí, ella ha consumido soles y arrasado con miles de vidas pero pesar de su poder, su cuerpo no deja de ser el de un ser humano. Sangra y llora igual que cualquier otro.

El viento empieza a aumentar en intensidad y los copos de nieve caen con mayor fuerza y velocidad sobre el suelo del bosque. Y es el viento el que revuelve los cabellos rojos de la mutante contra su rostro, ocultando su expresión por un momento. La sangre que brotó de su herida hasta ser cauterizada a la fuerza, hace un pequeño charco rojizo a sus pies y el aura dorada que le rodea casi a menguado por completo. Pero el viento disminuye por un momento y su expresión queda al descubierto. Los ojos verdes están fijos en Finnegan y sus labios se curvean lentamente en una sonrisa.


-¡Buen intento!- exclama casi con dulzura. La herida en su espalda se había recuperado bastante, aunque aún le causaba un dolor cortante al más leve movimiento. –Aun así me temo que tendrás que esforzarte mucho más pequeño Finnegan.- advierte incorporándose lentamente. Su traje rasgado, lentamente también se regenera, cubriendo su espalda herida y desnuda. La quemadura de luz hecha por el hechicero le había hecho daño a medias, pues había absorbido para sí misma las partículas de luz. Tal vez no era el tipo de poder que necesitaba para alimentarse, pero era útil.

Dark Phoenix aprieta los puños y concentra su poder en la mente de Finnegan buscando quebrarla.
-¿crees que no puedo entrar a tu mente? ¿Crees que puedes desafiarme? Jjajjaj- Jean Grey, la segunda telépata más poderosa del planeta, el huésped de la Fuerza Phoenix, ejerce todo su poder mental contra el otro. Y mientras él debe usar su energía para evitar la intrusión ajena, Phoenix extiende ambas manos y lanza un rayo de energía psiónica a la velocidad del relámpago.





C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T


Última edición por Jean Grey el Miér Feb 17, 2016 11:33 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Miér Feb 17, 2016 2:47 pm

El miembro 'Jean Grey' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea

#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :


--------------------------------

#3 'Ataque' :


--------------------------------

#4 'Ataque' :


--------------------------------

#5 'Ataque' :


--------------------------------

#6 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Jue Feb 18, 2016 10:31 pm

PH: 1650
Obviamente sabía que el Phoenix no le pertenecía a nadie, pero era un ente demasiado hormonal y complicado para hacerle entender que yo entendía lo que ella quería que entendiera desde antes de que ella quisiera. El ataque había sido efectivo aunque no de la manera que tanto yo deseaba. Jean llegó a tierra al menos yo debería volver a tierra también, estaba abusando de la magia que había robado y recién adquiría, la pelirroja empezó a hablar una vez más de su superioridad y de cómo ella quemaba y creaba lo que se le diera la gana, su discurso empezaba a desesperarme ¿realmente así de prepotente me veía cuando hablaba de lo superior que era frente a un humano promedio? Tenía que cambiar mi manera de ser, intentaba llevar las cosas por el buen lado, pero como siempre alguien intentaba llevarlo por el mal camino y da la casualidad que ese alguien era una mujer con un gen mutante y además de ello un ser cósmico hormonal, es decir con los mismos cambios de ánimo que una fémina pero más cruel y poderoso. ¡Esto era ridículo!

Intenté reincorporarme, suspiré hondo y solo pude decirle. –Cuando hablo de no saber porque te necesito es simplemente para sembrar duda… –Golpeo mi frente y niego con la cabeza, lo sé me distraigo rápido no soy un guerrero, soy un asesino, mato y me voy. –Mujer tenías que ser, no agarras las cosas por donde deberías… O lo que sea que seas, actualmente no entiendes de moral, ni de nada y quemas y destruyes todo porque eres un ente con problemas hormonales… Sí te tomaras alguna pastilla para calmar los cólicos menstruales entendieras muchas cosas. –Suspiré una vez más y cuando iba a seguir con mi discurso, se le dio por intentar atacar mi mente, maldita tramposa, mi cubierta mágica era suficiente, pero su engaño me distrajo de lo que seguía. –Ojala y… –Sí su ataque me hubiese dejado terminar lo que iba a decir probablemente ella llegaría a mí y empezaría a acribillarme solo a golpes con sus delgadas manos.

¿Alguna vez han imaginado algún momento de su vida con banda sonora? Pues por mi cabeza solo pasaba una sinfónica, si porque una vez más estaba volando aunque esta vez fue menos tiempo, pero una vez más me recibió un árbol, lo sé, mi amor por los arboles llegaría a algo demasiado profundo después de esta tarde. –Bueno… Esto es más doloroso de lo que esperaba. –Dije tratando de evitar demostrar dolor, limpie la sangre del ojo que tenía y la miré directamente ya con ambos ojos abiertos. –Puedes ser telepata, pero tus habilidades no entran en mi rango de magia, eres débil ante la magia, como Superman lo es… ¿Volvamos a nuestro negocio se parece, cardenal? –Sacudiría mi ropa de nuevo pero algo me decía que volvería a ser ensuciada. –Por eso te necesito ¿has visto lo inestable que son mis habilidades mágicas? –Reí de manera obscena, no le diría que su poder me atraía más allá de algo mental, estiré mi mano y del suelo salieron dos grandes rocas que intentaron aplastar el cuerpo de la pelirroja. –¡Dejame mostrarte lo inestable que son! –Una vez más mis ojos volvieron a cambiar de color y las venas y arterias alrededor de estos se hincharon, una vez las rocas la apretaran, aparecí frente a ella con el antebrazo dispuesto a golpear su rostro, sería un golpe seco a su tabique, sí no la podía matar y no la podía aturdir le causaría el mayor dolor posible.

El golpe solo sería seguido de una serie de relámpagos caídos sobre su cabeza, el dolor de cabeza ya empezaba a cobrarme por el abuso de mi estupidez, pero el Phoenix me había tratado como un ser miserable, insecto, diminuto y eso me hacia enfermar, así me estallara la cabeza por sobrepasarme con mi magia, le enseñaría que no era un insecto más de los que se había encontrado, pulverizaría su cuerpo o destrozaría su ropa lo suficiente para ver más de su piel desnuda antes de que la reconstruyera, sí sobrevivía a ello podía decir que había logrado algo importante.


Última edición por Finnegan McArden el Vie Feb 19, 2016 10:50 pm, editado 1 vez
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Jue Feb 18, 2016 10:31 pm

El miembro 'Finnegan McArden' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea

#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 20, 2016 1:25 pm





P.H. – 2,000

El hechicero se niega a quedarse en el suelo pese a sus heridas.

-Lo he dicho antes. Eres poderoso, pero no suficiente para conseguir lo que quieres.- La mutante se acerca lentamente dejando pequeñas huellas sobre la nieve hasta situarse a unos pasos hacia dónde hechicero había caído. El sol casi desaparece en el horizonte y entre las ramas de los árboles aún se filtran algunos rayos anaranjados que resplandecen como chispas de fuego sobre el traje de Jean Grey. El cinturón dorado que usa Dark Phoenix y que cae en dos tiras desde su cintura hasta medio muslo, ondea con el viento que sopla con fuerza de vez en vez.

-Tú mente es resistente a la telepatía.- concede con voz dulce mientras él se sacude las virutas de nieve de su ropa. –Pero no inquebrable.- agrega en el mismo tono. Finnegan habla sobre tratos y sobre la inestabilidad de sus poderes y, gracias a la barrera mágica que posee su cerebro la pelirroja no prevé su siguiente ataque hasta que el suelo mismo se levanta intentando aplastarla entre dos gigantescas columnas de piedra. La tierra se cierra en torno suyo con rapidez fuerza suficiente para hacerle soltar el aire de golpe por el impacto. Sus músculos duelen por la presión y las venas estallan aquí y allá en brazos y piernas dejando marcas violáceas sobre la piel, aunque ocultas por el traje. A  pesar de todo al parecer el hechicero sólo pretende inmovilizarla, no tiene intención de matarle. “….el Régimen… probablemente… me quiere viva” piensa para sus adentros, apretando los dientes y usando su telequinesis para hacer estallar las piedras en pedazos y liberarse. Pero apenas lo ha hecho, Finnegan ya está enfrente suyo asestándole un golpe en la nariz. CRATK, se escucha romperse y Jean trastabilla hacia atrás llevándose una mano al rostro. La sangre carmesí ya brota de su nariz y no le da tiempo a recomponerse cuando de las nubes descienden varios relámpagos sobre su cabeza, electrificando su cuerpo, aturdiendo su mente, quemando sus órganos por dentro y sus terminaciones nerviosas. El dolor que siente sería intolerable para un mortal… la única razón por la que no grita es pro que tiene la mandíbula trabada a causa de los rayos. Sus ojos resplandecen con una intensa luz dorada que se desborda antes de caer inerte como una muñeca al a cual le han cortado los hilos. Su mejilla descansa sobre su brazo derecho y los cabellos rojos desperdigados en desorden sobre la nieve. Toda su piel esta quemada, igual que su traje que estaba hecho un girón, dejando ver parte de su pecho, su vientre, su espalda, sus muslos y sus manos, desnudos. La sangre ya no brotaba de su nariz gracias a la descarga que había cauterizado la herida.

La rapidez con la que ha actuado el hechicero es la razón por la que ha logrado acertar todos los golpes contra la mutante. Es muy ágil y astuto, no se confía en sus habilidades únicamente para igualar el juego. Aunque también hay un factor más que él desconoce…

El bosque está completamente obscuro cuando un aura dorada rodea el cuerpo de Jean Grey, quién abre los ojos apenas un par de momentos después de haber caído al suelo. Rápidamente su piel, tejidos y órganos se van reconstruyendo, las ámpulas desaparecen y aunque siente dolor, se levanta no sin esfuerzo. Está a medio de camino de sanar cuando ya se ha puesto de pie y telequinéticamente reacomoda las moléculas para que reconstruir su traje. Se siente débil y su hambre no ha hecho sino crecer pues el poder de Finnegan es casi totalmente incompatible con el suyo.


-…Realmente eres comprometido con tu causa ¿no es así?- sonríe. El tono rojizo de la carne viva expuesta en rostro se vuelve en unos segundos de color crema y sus labios resecos vuelven a ser carnosos y rosados. La luz dorada no se ha desvanecido de sus ojos. –Me pregunto ¿cuánto tiempo puedes seguir así?- Levanta los brazos a la altura de sus hombros y con las manos en puños ordena mentalmente a las piedras que hizo estallar hace un momento levantarse del suelo y lanzarse a modo de metralleta contra Finnegan. Llevan el impulso y la velocidad suficientes para atravesar piel y huesos. Al mismo tiempo el suelo en el que está parado el hechicero se convierte en una sustancia viscosa igual que si fueran arenas movedizas haciéndolo hundirse para impedirle escapar. Y no sólo eso sino que la nieve también se levanta alrededor de él formando un torbellino que le impide ver el rumbo de las balas de piedra lanzadas en su contra. -¡No te contengas hombrecito! Deja salir toda esa obscuridad que saboreo dentro de ti ¡atácame con toda tu fuerza!- lo reta. Hay algo en el poder mágico del otro que la hace estremecer.

En el cielo truenan relámpagos y rayos, que iluminan el bosque de vez en vez. La tormenta de nieve empieza a caer con fuerza y el viento ruge como si quisiera formara parte de la contienda entre ambos. Es cuestión de tiempo para que se decida al vencedor… Aunque al final tal vez ambos también consumidos por la obscuridad que llevan dentro.




C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T




Última edición por Jean Grey el Mar Feb 23, 2016 11:33 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Sáb Feb 20, 2016 1:25 pm

El miembro 'Jean Grey' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea

#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :


--------------------------------

#3 'Ataque' :


--------------------------------

#4 'Ataque' :


--------------------------------

#5 'Ataque' :


--------------------------------

#6 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Miér Feb 24, 2016 7:34 pm

PH:1350
No puedo decir que no disfruté de quebrar la nariz de Jean Grey, su cuerpo calló casi inerte ante mis pies, jamás había utilizado tanta magia, y menos en un ser una persona normal hubiese muerto luego de las rocas, las rocas hubiesen aplastado por completo su ser, el golpe en el tabique fue algo por placer y los rayos fueron para bueno quemar su ropa y poder ver su humanidad… Cuando hablo de humanidad, hablo de lo débil que sigue siendo, porque al fin de cuentas en ella hay algo plenamente humano y es su debilidad mental y su montón de hormonas, además de que podía lastimar su piel cuantas veces quisiera, sería la perfecta mascota o algo así… ¿Tan prepotente me estaba volviendo el poder? Podríamos considerar que es la cercanía que tenía a alguien con delirio de dios como The Phoenix lo que me estaba volviendo tan miserable.

Quise acercarme a ella a ver sí ya la había liquidado, pero la oscuridad inundó el lugar y pude verla poniéndose en pie otra vez, debí suponerlo era un ser cósmico, mi magia además de limitada y dañina para mí no le haría el suficiente daño como para asesinarla. Suspiré hondo al verla ponerse en pie, porque la cabeza me empezaba a dar vueltas, tenía razón ¿cuánto tiempo duraría así? Hasta ahora había usado magia como si me enfrentase a un batallón de soldados y solo me enfrentaba a una mujer y a su mejor amigo casi imaginario. Una delgada línea de sangre empezó a desbordarse de mis ojos, ya estaba cerca del límite y realmente lo que venía era algo que no me esperaba y bueno… Me había enfrentado a hechiceros, pero mortales. The Phoenix era prácticamente inmortal, las rocas se destruyeron gracias a su poder y ahora venía lo peor. –La única causa que me importa es… –Una vez más sus poderes empezaban a hacer desastres y a interrumpirme, ahora estaba en una baba viscosa que empezaba a tragarme lentamente veía algo malo con esas rocas pero aún no sabía qué. –La única causa que me importa. –Dije tratando de salir de lo que estaba haciendo con el suelo. –Es la mía. –Traté de salir, pero entonces la primera roca atravesó mi hombro. –Tienes que estar bromeando.

Intenté desaparecerme usando mi sombra pero entonces cada disparo de roca era peor, el siguiente golpeó mi mejilla arrancándola de golpe, ahora parecía Jonah Hex esto era ridículo ¿qué vendría? Sentí varias piedras atravesar mi estomago y luego una cortina de vientos totalmente violentos empezó a nublar mi visión ¿era esta una buena forma de morir? No podía pensar en desaparecerme, porque no podía pensar con claridad, estaban destruyendo mi cuerpo lentamente, piedras grandes, pequeñas, todas golpeaban y atravesaban mi cuerpo con violencia, mi magia regenerativa no era tan fuerte, así que me costaba trabajo reponer esas heridas.

Después de sentir que mi estomago estaba completamente separado de mi cuerpo dejé de pensar, nunca había llegado a este momento de mi vida, nada de pensar, nada de maquinar, nada de armar, solo accionar y reaccionar, me tragué con mi sombra evitando el daño y ya en la oscuridad empecé a reponer mi cuerpo lentamente, sí esto seguía así no tendría siquiera una historia que contar, sería el hombre que se enfrentó a The Phoenix y murió. Mi rostro se arregló rápidamente la herida era menor pero mi abdomen tartaría más tiempo aunque no me quedaría esperando, estábamos en mi ambiente, en mi oscuridad, yo era el completo amo de esta y ella quería ver oscuridad ¿no? Arranqué lo que quedaba de mi traje dejándome solo el pantalón y aparecí frente a ella con mi mano derecha en el centro de su pecho. –¿Quieres ver mi oscuridad del todo? –Mis piernas temblaban porque aún intentaba curarme y mi cabeza estaba a punto de estallar, la sangre de mis ojos salía a mayor cantidad y bueno, tarde o temprano caería en desgracia. –Intentaste matarme, intenté matarte, volviste a intentar matarme… Pero parece que eso aún no es necesario para ambos –Empecé a reunir una gran cantidad de luz en la planta de mi mano y sonreí. –Mi oscuridad no es suficiente… Quiero que sobrevivas a lo que me está matando de verdad… Mi propia magia. –Una gran de ráfaga de luz comprimida salió disparada de mi mano, mi intención era simple, atravesar el pecho de The Phoenix y dejar solo carne quemada y nada de corazón ¿sería suficiente?


Última edición por Finnegan McArden el Miér Feb 24, 2016 8:57 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Miér Feb 24, 2016 7:34 pm

El miembro 'Finnegan McArden' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea


#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Vie Feb 26, 2016 4:49 pm





P.H. – 1,850

Un mortal o un ser menos poderoso, jamás habría podido sobrevivir a aquél despiadado despedazamiento que las piedras causan sobre el cuerpo de Finnegan. Pero su resistencia aparentemente es tanta como su incansable arrojo contra Dark Phoenix y, en unos cuantos segundos logra sobreponerse al castigo de los elementos de la tierra y el viento para lograr concentrarse lo suficiente y desaparecer. Entonces, casi de inmediato el viento retoma su curso natural y las rocas caen al suelo, inertes, algunas de ellas manchadas de sangre y tejido. Las manchas rojizas sobre el suelo hacen parecer que ha caído una llovizna de sangre sobre ésa parte del bosque.

La mutante baja las manos lentamente, mira a su alrededor escaneando los alrededores mentalmente en busca de su huella mental, que aunque es casi imperceptible para ella, no es del todo invisible. Sabe que el hechicero no se dará por vencido hasta que uno de los dos demuestre su superioridad absoluta sobre el otro. Esta idea le hace sonreír de forma obscura. Avanza algunos pasos hasta pisar las primeras gotas carmesíes que han sido absorbidas por la nieve. Su cuerpo ha sanado casi por completo del ataque de los rayos y el aplastamiento al que fue sometida, pero enfrentarse a ése humano esta drenando más energía de sí misma de lo que esperaba en un principio.

De pronto se materializa el susodicho frente a ella, con la mano descansando sobre el emblema de Phoenix. Él asemeja un ángel obscuro, su cuerpo perfectamente esculpido por el ejercicio, fuerte, robusto, las lágrimas de sangre manchando su rostro y parte de su pecho, el abdomen desnudo se deja ver semi destrozado, la piel cuelga con todo y carne en algunas partes. Esta deformado, herido, ha abusado de su poder con tal de sostener su lucha contra la Fuerza Phoenix. Pero a pesar de todo no deja de tener la gracia y el porte natural de un Cuervo de la Tormenta.

Jean Grey sostiene su mirada mientras habla y pese a lo que pudiera esperarse, ni si quiera hace un intento por apartarlo, se limita a sonreírle desafiante.


–Justo ahora puedo ver la obscuridad que te gobierna, hombrecito… - asegura con dureza ladeando apenas el rostro cuando la luz mágica comienza a reunirse bajo la mano del hechicero, casi puede sentir el calor ardiente que emana de él, amenazándola con quemarla y convertirla en cenizas.  –Te estas dejando consumir por ella con tal de dañarme lo suficiente para demostrar…. ¿qué es exactamente lo que intentas demostrar? ¿Qué eres más que un simple mortal?- suelta una carcajada -jajajjaja Has sabido jugar, te concedo eso. Sólo por ello es que te daré una oportunidad. ¡Adelante! Dame tu mejor tiro… Pero por tu bien, más te vale que no vuelva a levantarme… o acabaré contigo. Has agotado mi paciencia.-

La nieve cae incesante sobre ellos, brillando con tonos dorados a causa de la luz que se reúne bajo la voluntad de Finnegan hasta alcanzar el resplandor del mismo sol. Entonces la pequeña estrella explota contra el pecho de Dark Phoenix y por un momento, la luz que emana de aquella colisión, ilumina el bosque de forma cegadora, como un relámpago nacido de la tierra.

Cuando la luz se disipa, se puede ver a una mujer arrodillada en el suelo, desnuda, temblorosa. Se abraza a sí misma y tiene la vista clavada en el suelo. Le cuesta trabajo respirar y de su boca escurren hilillos de sangre. De su piel brota humo como si hubiera estado ardiendo en llamas, aunque aparentemente no tiene ni un rasguño. Pero es cuando se endereza un poco, que bajo sus brazos puede verse el musculo y la carne viva sobre salir en forma de la mano de Finnegan, en el centro de su pecho. Por primera vez desde que todo empezó, son los ojos verdes de Jean Grey los que miran al hechicero. Por un momento es incapaz de hablar, y mientras tanto su traje se regenera lentamente, pero esta vez es el color verde el que predomina. El rojo ha desaparecido.


-Ggghh…l-la magia que te está matando…- dice con voz quebrada –no…no puede matarme a mí, Finnegan…aunque...a ti sí.- el tono de su voz es suave pese a todo, sus dientes castañetean mientras habla. Es el dolor que le atraviesa el pecho, y no el frío, lo que la hace temblar; poda sentir sus huesos como si estuvieran ardiendo. Había sido como ser atravesada con la hoja de una espada ardiente, aunque es cierto que hubiera podido ser mucho peor. La única razón por la que no corría sangre por sus pechos y su vientre, era porque la luz cauterizaba todo a su paso, quemándolo. –No soy tan ajena a ella… como crees. Hace mucho tiempo, absorbí un poco de magia demoniaca y ahora es parte de mí.- explica. Hace años el esbirro de Apocalipsis Mr. Sinister le robó una célula a la pelirroja y la forzó crecer hasta la edad adulta. Pese a su éxito, sólo se trataba de una cáscara vacía, un cuerposin conciencia ni identidad propia... hasta que Phoenix le dio vida. Phoenix estaba débil y necesitaba un huésped después de que Marvel Girl se sacrificara a sí misma en la Zona Azul de la Luna. Así pues había elegido a la creación de Sinister por su parecido genético con Jean Grey. Madelyne Pryor era su nombre. Y Madelyne, después de ser engañada por Scott Summers, había terminado corrompiéndose, llenándose de odio y deseos de venganza; uniéndose a los demonios que le concedieron habilidades mágicas y en su búsqueda de sangre, se había auto sacrificado con tal de arrastrar a Jean Grey a la muerte, junto con ella. Al final lo que había sucedido es que la esencia vital de Madelyne se había unido a Jean, y a Phoenix volviéndolas una sola.*

Es esa magia la que ha ayudadoa Phoenix a protegerse delmortífero ataque del hechicero, si bien no le sirve para utilizarla como uno más de sus poderes activos. Es simplemente una parte de lo que es.

Jean alarga una mano temblorosa hacia el hechicero y telequineticamente lo paraliza en su lugar, evitando por un momento que haga algun movimiento.
-¿Acaso buscas la muerte Finnegan? Porque eso es lo que encontrarás al final de éste camino. Debes dejarnos marchar, vuelve con el Régimen y diles que no me encontraste. Vuelve con Felicity.- Su voz es un tanto más firme, y es gracias a la Fuerza Cósmica que habita en ella que encuentra la voluntad para levantars. Por un momento casi vuelve a caer, pero logra mantenerse en pie. Protege su herida con una mano y le cuesta un poco más de esfuerzo retener al otro mentalmente. Ésta ultima herida tardara en sanar más que el resto.

Una sombra pasa por los ojos verdes de la pelirroja y entonces mentalmente hace estallar las venas en el cuerpo del hechicero, en parte liberando la presion que hay en su cabeza a causa del abuso de la magia. Observa como la piel se va amoratando, y con la fuerza de su mente Phoenix también estruja el corazón de Finnegan sin necesidad de tocarlo, llevándolo a su límite. Esta atrapado igual que en la tela de una araña, pues no le permite desaparecer... aunque por otro lado, el tiene la magia a su favor.


-¡Vete y vive Finnegan, o quédate y muere!-



*Enfrentamiento ocurrido durante la Saga Inferno! H.B.


C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T






Última edición por Jean Grey el Vie Feb 26, 2016 10:52 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Vie Feb 26, 2016 4:49 pm

El miembro 'Jean Grey' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea


#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Dom Feb 28, 2016 2:02 pm

PH: 1300
Tenía razón esa pregunta me empezó a rondar en ese momento ¿qué quería demostrar? Yo no era un guerrero, era un asesino, me hubiese ido del lugar sí no la hubiese podido matar, para matarla en otra ocasión, pero no la tenía que matar, entonces ¿por qué seguía? ¿Su poder me atraía? A nadie le importaba eso. ¿El régimen la necesitaba? Podía decir que no la había encontrado. ¿Qué me llevaba a seguir? ¿El maldito orgullo pisoteado por ella? Bueno, al ser la única pregunta que salió como respuesta la formularé de manera correcta… El maldito orgullo pisoteado por ella, esa era la respuesta a todo, porque tenía suficiente conmigo creyéndome superior o deseando ser dios, ahora encontrarme con un ente cósmico que se creyera superior a todos me enfermaba.

Mi ataque surtió efecto y después de mucho tiempo, volví a encontrarme con los ojos verdes de la chica, el Phoenix se había ido, sentía paz al verla a ella, sentía calma, pero me incomodaba su compasión, la terminaría, le arrancaría el alma ahora ¿qué diablos se estaba creyendo? ¿Tenerme compasión? ¡Si puede asesinarme que lo haga! Empecé a sentir como mis bazos sanguíneos estallaban, en parte me relajaba porque mi cabeza dejaba de doler, en otra parte el dolor se hacía insoportable ¿cómo es que no me podía mover? Malditos mutantes telequineticos. Mi corazón empieza a doler, sabía lo que sucedía en mi cuerpo y aún así me permitía seguir, mi cuerpo llegaba al límite gracias a su habilidad y yo no podía hacer nada ¿qué esperaba que le dijera? ¿Qué me iba a rendir? Nunca en la maldita vida, perra.

¿Sabes cuál es tu problema? Que es aburrido hablar con dos personas en un mismo cuerpo. –Solté un relámpago contra ella, la cercanía de ambos haría que el relámpago me lastimase también, pero no me importaba. –El Phoenix te destruirá en algún momento, cuando no seas útil, cuando encuentre un mejor receptor, cuando simplemente se aburra… No estamos tan lejos de la situación del otro, la cuestión es que yo controlo mi magia y la mejoraré en algún momento… Tú no controlas al Phoenix. –Quería caer de rodillas el dolor se hacía cruel, pero solo soltaba relámpagos contra ella, uno tras otro. –En mi respuesta hacia ella, lo que me mantiene aquí es que desprecio a los seres superiores que nos quieren poner la bota encima… Llámalo orgullo, llámalo estupidez o llámalo instinto de superación humana. –Un relámpago más y ya sentía como mis pestañas se quemaban, mi sistema nervioso estaba al borde del colapso, pero pregúnteme algo ¿creen que me iba a rendir?

Tú por tú parte eres diferente y aunque odie decirlo, hay compasión en ti… No deberías tenerla conmigo, pero no puedo obligar a nadie. –Suspiré hondo deseando que me soltase para caer al suelo, y también deseando que mis relámpagos la asesinaran para dejar de sentirme inservible. –No sé porque te quieren en el régimen, pero yo Finnegan McArden… Necesito a alguien con un buen discernimiento, perderemos la cabeza por el poder, haremos daño, destruiremos lo que no debemos y solo alguien como tu puede lograr detenernos cuando nuestros corazones amorales se sintonicen para hacer estupideces. –Empecé a mover los brazos contra de su voluntad hasta rodear su esbelto cuerpo, dolía llevarle la contraria a sus habilidades, pero la magia estaba de mi lado, estrellé mi frente contra la de ella con fuerza y reí antes de dejar caer el ultimo rayo. –Muere aquí o vuelve conmigo para ayudarme a construir un mundo mejor sin imbéciles como yo. –Dejé caer el ultimo rayo, mi sistema nervioso colapsaría pronto, pero ese rayó se sintió a gloria, el dolor era algo inevitable, pero se sentía bien de vez en cuando.


Última edición por Finnegan McArden el Dom Feb 28, 2016 2:35 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Dom Feb 28, 2016 2:02 pm

El miembro 'Finnegan McArden' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea


#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Lun Feb 29, 2016 4:09 pm






P.H. – 1,850

El cielo retumba cuando Finnegan invoca la fuerza del trueno en un intento de liberarse del agarre telequinético de Jean Grey. Y cuando la primera descarga cae, serpientes de luz entretejidas reptan en movimientos erráticos sobre el cuerpo de Phoenix, envolviéndole antes de agonizar y apagarse casi al instante. Cae uno tras otro contra ella sin piedad ni misericordia, de modo que es imposible ver a ninguno de los dos contrincantes pues, para el ojo humano en ése momento sólo reinan la luz y las tinieblas sobre el bosque nocturno.

Pero estos golpes eléctricos son magia pura condensada, tomada de las partículas del aire y transformadas en un arma mortífera, no se trata de una fuerza elemental como la de aquella que gobierna sobre las tormentas y es jinete del viento. Por ende, la voz de Finnegan se puede escuchar a pesar del estruendo de los relámpagos mágicos. Es una voz profunda, inmaterial, que resuena poder y que está cargada de promesas de destrucción y muerte. El hechicero habla sobre la corrupción que trae consigo una fuerza como la que la mutante alberga en su interior, y la compasión que aún habita en Jean Grey. También promete una posible alianza entre ambos, que entrelace sus mentes y su poder de tal modo que logren crear un balance y eviten así la autodestrucción mutua… “Es eso o morir” advierte después de asestarle un golpe en la frente y entonces, entonces las descargas eléctricas por fin terminan dejando a la obscuridad caer una vez más sobre el bosque. La pelirroja yace entre los brazos del hechicero, sus manos descansan sobre los hombros contrarios, sus ojos están cerrados y su rostro esta carente de expresión. Parece aturdida, pero luego lentamente busca la mirada del otro y le sonríe, no con superioridad sino con condescendencia. Sus ojos verdes destellan con un brillo eléctrico un segundo, luego se extingue todo rastro de la magia de Finnegan sobre su cuerpo.
Phoenix ha adivinado sus intenciones una millonésima de segundo antes de que él la golpeara con su magia y, a la velocidad de un pensamiento, levantó un escudo telequinético alrededor suyo, tan cercano a su piel que había pasado desapercibido para el hechicero. Esta vez no hay sangre, ni humo, esta vez ella ha resultado indemne.


-Yo soy siempre Jean Grey, y soy siempre Phoenix. Una no puede vivir sin la otra.- replica recordando lo que él había dicho sobre la respuesta para “su otro yo”. –Y no, no eres un dios, tus sentimientos, tus ambiciones y pensamientos son demasiado humanos, demasiado viscerales… - dice tomando su rostro para acercarlo al propio. Aun es su poder el que lo sostiene, forzándolo a dar todo de sí para mantener aquella posición. Mantiene el ritmo del corazón del hechicero deteniéndose y acelerándose intermitentemente. –Dices que sólo yo puedo detenernos antes de hacer algo irreversible, como matar accidentalmente a los que amamos… Tal vez tengas razón.- le mira pensativa. –Yo podría hacer los ajustes necesarios en tu organismo para que controlaras tu poder en cuestión de horas. Pero sólo hay un modo en que eso podría hacerse y es muriendo.- acaricia su mejilla, limpiando a medias una de las lágrimas de sangre seca que cae de los ojos del ángel negro. –Sin embargo podría traerte a la vida, si quisiera… entonces renacerías en algo muy parecido a un Dios.- la voz de Jean es aterciopelada más de pronto sus ojos se ensombrecen, aunque sin perder su color verde y su voz se vuelve fría. –Pero ¿por qué querríamos hacer eso?- ríe contra sus labios -No hay nada que queramos de ti. Danos un buen motivo para no convertirte en cenizas hijo del caos.- dice. El aura dorada crece alrededor del cuerpo de Jean Grey y entonces ella detiene el corazón de Finnegan por completo, al mismo tiempo que le roba un beso cargado de lujuria y que quema la piel del otro.


C R E D I T O S - H. B E T A N C O U R T


Última edición por Jean Grey el Vie Mar 04, 2016 11:33 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Lun Feb 29, 2016 4:09 pm

El miembro 'Jean Grey' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea


#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Invitado el Miér Mar 02, 2016 12:39 am

PH: 1200
Mientras mi corazón se detenía por completo entendía muchas cosas totalmente inservibles, pero necesarias en ese momento. Una de esas era que definitivamente era difícil entender a una sola mujer, por ello era incluso más difícil entender a dos mujeres al mismo tiempo, por ello era incluso mucho más difícil entender a esas dos mujeres cuando pertenecían al mismo espacio-tiempo, es decir, estaban en el mismo tiempo. Traté de interpelar por la bondad de Jean Grey, pero era igual que The Phoenix, era algo que me desesperaba, si, quería ser dios, pero no quería morir en manos de una tipa tan soberbia y enfermiza, aunque era la única que le podía traer equilibrio a mis poderes realmente no quería depender de ella, solo la necesitaba en el régimen porque ella podía regir nuestras acciones cuando todo se saliese de las manos, Kal-El se saldría de casillas de nuevo, Stark era un ególatra, megalómano al igual que Luthor, yo solo estoy por diversión y sí la diversión me indica que debo arrasar con una gran cantidad de héroes porque considero que sus acciones son irrelevantes, innecesarias, mediocres, estúpidas o algo por el estilo lo haré.

Pero algo me hacía sentir que Jean Grey, The Phoenix, o cualquier ente que tocara ese cuerpo entraría en la misma demencia, es decir que juzgaría las cosas igual que yo, no por diversión, por algo peor, porque lo consideraba así. Como un ente autoritario. ¿Cómo podía tener fe en un ser así? Ahí estaba mi corazón quieto del todo, pude sentir la sangre deteniéndose, primero mis dedos pasaron a ponerse helados y mis labios sintieron el calor del cuerpo ajeno ¿era un beso? ¡Me estaba matando, pero me daba un beso! Qué manera más mediocre de morir, besando a una mujer que me atrae por razones ajenas a mí, pero no es la mujer con la que debería estar. Lentamente fui perdiendo la vida en sus brazos ¿ese sería mi final? ¿Qué respuesta le daría? ¿Quería renacer como un ángel de caos o solo quería que viniese conmigo para sentir que alguien realmente puede ponerle orden al régimen? “¡Reacciona, Finnegan!” mi mente estaba en blanco y cuando eso pasa, solo hay algo que puedo hacer, liberar la barrera mágica que cubría mi mente y estallar… Literalmente estallar.

Primero lanzar descargas eléctricas a mi cuerpo para que el sistema nervioso siguiese actuando, mordí su labio con fuerza o con pasión, no puedo decir realmente porque lo hice, pero nadie me besaba y se iba sin un mordisco. –Ven conmigo y rige el maldito régimen… –Dije tratando de apartarme de sus labios. –No tengo razones para eso… Sí las tuviera no te las daría… porque no te necesito para ello… solo… ¡lo seré! –Se me hacía difícil articular una palabra, solo me mantenía activo mi magia, era momento de encendí una pequeña bomba de luz entre ella y yo, una luz que me devorara por completo, no me dañaría, pero a ella la quemaría por completo como el último ataque que había lanzado, la bomba creció lo suficiente como para ocupar 5 metros a la redonda, pero no estallaría en el centro estábamos Jean y yo, la explosión solo arrumaría mi fiesta. La luz empezó a recogerse después de unos segundos volviendo al centro de mi pecho para convertirse en un pequeño agujero negro que empezaría a tragarse todo a su alrededor, Jean podía huir, pero se alejaría de mi mientras mi cuerpo moría lentamente, dándome tiempo de volver a enviar sangre hacia los lugares que ya estaban muriendo.
OFF: Utilizo mi bonificación mágica para mejorar mi ataque... Triste ataque... Ya que es 150 y saqué 100% se duplica y vendría siendo un daño de 300... Triste ataque.


Última edición por Finnegan McArden el Miér Mar 02, 2016 11:34 pm, editado 2 veces
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Phoenix Force el Miér Mar 02, 2016 12:39 am

El miembro 'Finnegan McArden' ha efectuado la acción siguiente: Dados de Pelea


#1 'Defensa' :


--------------------------------

#2 'Ataque' :


--------------------------------

#3 'Bonificaciones Mágic' :
avatar
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't be nasty, girl

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.