Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Jul 13, 2016 7:20 am.
PERFIL // MP
PERFIL // MP

You're the reason to keep my heart beating (+18)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 9:05 pm

A veces me odiaba, no podía evitar mis inseguridades, estaba allí en su cama y él había movido el cielo por mí, había traicionado a los suyos por mí y yo aún decía cosas sin sentido. Me había quedado en silencio mientras repasaba en mi mente lo que él me había contado fuera de su casa ¿Esas cosas se piedra estaban viva? Era un poco escalofriante y a la místico todo lo que lo rodeaba, no sólo la luz que había visto en él era lo que me guiaba a él, también su oscuridad. En ese momento me di cuenta que en realidad no solo quería su luz sino también lo malo de él. Volví a mirarlo con una mezcla de cosas y sentí lo que decía, no pude evitar sonreír, no tenía dudas se lo qué estaba diciendo.

Él se acercó a mí y yo sentí que mi corazón volví a acelerarse. Me preguntaba si me sentía cada así cada vez que lo viera y honestamente no tenía ninguna duda que así sería. Pero la chica entró a la habitación y dejó las cosas en una mesa, parecía un fantasma, más que una mujer. Él me dio la botella de agua y yo bebí un poco mientras lo miraba, deseaba que se acercara a mí. pero él parecía querer controlarse. Quizás yo lo había alejado con mi inseguridad, por un momento desee beber algo más que agua, aunque creo que eso no iba a ser buena idea.

Beso mi mejilla y seguí sus labios con la mirada ¿Estar en contra de lo que él era? Era una locura, pero era eso lo que me había enamorado, baje la vista cuando dijo que las mujeres debían ser libres, pero algo llameo cuando dijo que no me quería libre. Clavé mis ojos en él y por primera vez deje se replantearme las cosas, ya no volvería a pensar que él no sentía lo mismo por mí, no solo por lo que decía, sino porque me lo había demostrado, él había hecho se todo por mí y sin conocerme.

Me concentré en sus ojos y sentí un escalofrío recorrer su espalda a ver sus ojos clavados en mí, él y yo estábamos pensando lo mismo. Me sonroje por completo y asentí cuando dijo que si necesitara algo le avisara. Seguí sus movimientos y esta vez fui yo la que tuvo que morderse el labio, fue cuando vi porque estaba preocupado por que viera su espalda, las marcas se las batallas estaban en él y entendí que él no había querido que viera eso. Sin saber qué hacía me levanté de la cama y me moví hacia él, suavemente estire mi mano y toqué su espalda.

No sabía porqué lo hacía o si estaba invadiendo su espacio, simplemente tenía que hacerlo, estire la otra mano y acaricie sus cicatrices _ Eres hermoso Finnegan- Dije suavemente, no importaba su cuerpo marcado o su profesión, él era hermoso para mí y no tenía manera de volver atrás, quizás no me llevaría a la cama en ese momento, pero sentí que él me había dejado entrar más allá en su mundo, tome sus hombro y él gire -Yo …- Buscaba las palabras correctas para ese momento -Yo después se está noche ya no podré pensar en alguien más que en ti- Entonces bese su labios, primero fue un beso cálido y suave y luego toque su rostro e intensifique aquel beso. Por primera vez en mi vida había dejado de pensar, para sentir.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 9:22 pm

En serio, cuando digo que respetaré es porque respetaré, pero la rubia no me ayudaba, primero su tacto en mi espalda ¿la gente no sabe que las cicatrices son más sensibles de lo que la piel era? Sí te rascas arde, sí te quemas arde más, sí te acarician se siente más. Quise girarme con una sonrisa inocente, para tratar de explicarle lo que pasaba con mis heridas y cicatrices, en serio mi piel estaba erizada ante su tacto, jamás me había pasado, pero ella se me adelantó me giró casi contra mi voluntad y cuando quise argumentar algo inteligentemente sexuado me atacó con sus labios, Finnegan McArden trataba pasar una noche en la cama con una mujer, habíamos pasado un día difícil, teníamos que controlarnos, tenía una herida abierta, ella me había dado su sangre y me había dado de más, pero sus palabras, su mirada y la manera en que nuestros labios chocaban y se humedecían sus manos tomando mi rostro, tanta delicadeza, tanta pasión, tanta lujuria disfrazada de ternura.

Abracé sus brazos para luego rodear su cuerpo con los míos, el sonido de nuestros labios me hacía agitar, pegué mi pecho al de ella para sentir como nuestros corazones latían y me dejé acorralar contra el armario, me separé de sus labios suavemente, pero no podía estar mucho tiempo lejos de ellos, volví a besarla con pasión y deje que mis manos se escurrieran por su espalda, la palma de mi mano dibujaba su curvatura perfecta hasta el momento en que mis dedos atenazaban su trasero con firmeza y la recostaba más contra mi cuerpo. Mordí su labio con fuerza dejándome llevar por la pasión al tiempo que mis dedos empezaban a recoger su vestido para tocar su trasero sin interrupciones de otro material que no fuese su piel. –Yo… –Me separo de sus labios al sentir como quedaba solo una tela diminuta y podía mirar de reojo su clara piel. –Me arrepentiré de esto toda la tarde… Yo se que sí. –Tomo aire y trato de separarla aunque realmente no quiero, aunque mi miembro está al mil por ella, aunque solo sentir su respiración me vuelva loco.

Tuviste un día pesado, lo mejor es que descanses. –¡Yo la aparté de mi!!!! Odienme, desprécienme, córtenme la cabeza y tírenme al río, soy un asco, me va a odiar, que diablos el respeto, que diablos nada, soy un tarado ¿por qué no puedo ser con ella como soy con las demás? Aún me encontraba agitado, podía ver sus labios enrojecidos por el beso y el mordico, podía ver su mirada lujurioso, su pecho moviéndose rápido por la excitación, podía ver su trasero por encima, mis manos bajaban lentamente, solo quería tocar su tersa piel unos segundos, pero debía detenerme si hacía eso mi intento de comportarme desaparecería.

Apenas las yemas de mis dedos tocaron su piel, mi cerebro se bloqueo, podría decir que mi cabeza se puso en blanco, mis manos apretaron su trasero al desnudo, jugaron con el por segundos, lo aprisionaron, lo abrieron, lo apretaron y mis labios fueron a morder suavemente el cuello de la rubia, me agaché para bajar mis manos hasta sus muslos y cargándola terminé acostándola en la cama quedando yo arriba de ella, sus cabellos rubios se regaron por la sabana carmesí y sus talones pasaron a chocarse en mi espalda, el vestido le había quedado en el abdomen y yo con la visa ida por la escena disfrutaba de su entrepierna solo tapada por esa triste tela llamada ropa interior y de su rostro sorprendido por el doble cambio drástico que había tenido en cuestión de segundos, mi pecho se hinchaba y deshinchaba rápidamente ¿había manera de detenerme ahora? La chica no podía interrumpir, no ahora, la casa era demasiado grande como para que llegara al lugar. Con las manos temblorosas acaricio su abdomen por debajo del vestido y con voz ronroneante y suave me atrevo a hablar de nuevo. –Yo no puedo detenerme ya.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 9:26 pm

Siempre había sido una mujer que de decir la razón y la lógica de las cosas. No es que no fuera sentimental y hormonal, vamos era una mujer, pero jamás me había pasado aquello se que mi mente estuviera por completa anulada. Las cicatrices se su espalda había hecho qué yo me perdiera, el tacto de su piel, el perfume se él y cómo me había mirado tantas veces, yo simplemente había caído en su trampa. Luego había besado sus labios, mi cuerpo me lo había pedido, ya no tenía control se mis acciones,acariciaba suavemente su rostro y sentí que él rodeaba mi cuerpo. Pegó su cuerpo a mí y mi respiración se agito, deseaba que siguiera, que me besara con fuerza y me quitara aquel vestido ah mismo. Quería sentirlo dentro de mí. Sabía que no había vuelta. Primero pensé que lo que había hecho era algo cursi y pasado pero no había notado que quizás lo había provocado se más.

Nos habíamos quedado contra él ropero y yo podía notar la respiración agitada se Finn, sus manos recorrían mi espalda y luego bajaron más. Me aferre a sus hombros quería que siguiera pero su voz interrumpió lo poco que podía pensar en ese momento. Mre dijo que de iba a arrepentir de eso y lo mire extrañada ¿No quería que lo besara? Sentí como si un puñal de clara en mi corazon pero me obligo a mantenerme en mi postura. Sus manos se apoyaron en mi cintura y yo note que su cuerpo estaba listo para mí ¿Entonces por qué me rechazaba? O tal vez no lo hacía.

Me dijo que tuve un día pesado y yo no pude evitar pensar en su herida -Está bien- Dije en voz baja, aunque quería que él también de acostar, sabía qué pedirle que durmiera a mi lado era pedir demasiado  pero quería que lo hiciera. Sabía qué tenía que separarme de él, pero mi cuerpo no me obedeció en cambio mi respiración se encontraba agitada y sabía que la de él también. Mi boca se encontraba entreabierta pues necesitaba tomar la compostura, se que me vista repasará su cuerpo, no tenía manera se evitar mirarlo, yo lo deseaba como jamás había deseado a otro hombre.

Había tomado el valor para separarme de su piel, cuando las yemas se su dedos tocaron la piel se mi trasero, sus ojos brillaron se lujuria y sus manos fueron más bruscas estas vez. Y yo volví a aferrarme a él, iba a besarlo pero sus labios fueron a mí cuello y yo levanté mi vista para darle más espacio. Sin que me diera cuenta ya me había alzado del suelo y me llevaba a la cama.  Me dejó allí suavemente y sin notarlo rodee su cintura con mis piernas. Finnegan, aquella casa, todo lo que había pasado, incluso aquella sábanas me provocan a desearlo, Mi vestido había quedado en mi cintura y él me miraba con ardor en los ojos, jamás me había sentido tal sensual en mí vida y él hacía eso con una mirada.

Allí estaba yo, completamente entregada, en su cama , luchando por recuperar el aliento y la compostura qué debía o se suponía que debía tener, mi mano se movió hasta su pecho y todo la piel desnuda se Finn, sus músculos eran duros, completamente trabajados, no había manera que una mujer de resistiera a él. Yo había querido hacerlo y allí estaba en su cama, dónde me había imaginado la primera noche que había hablado con él. Todo se sentía en cámara lenta, la manera en la que acariciaba mi piel y la manera que yo lo tocaba él. Su voz fue suave, casi como un murmullo cuando me dijo aquello ¿Él me pedía permiso para seguir? Quería gritarle que me tomara, que hiciera que me sintiera mujer, pero no lo hice, no era la manera por lo menos no ahora.

Me levanté un poco y casi cuando rozaba sus labios dije -No te detengas Finn- Entonces volví a besarlo, esta vez no fue un beso cálido, sino algo feroz, algo que estuviera cargado de deseo, mis manos recorrieron la piel desnuda se su pecho y volvieron a acariciar su espalda para luego bajar un poco más. No había manera que no lo deseara, su cuerpo era perfecto. El aroma de su piel parecía ser afrodisíaco y ahora sabía qué me había vuelto adicta a sus besos . Sin darme cuenta lleve las manos a la parte de adelante se su pantalón y comencé a desabrocharlo.  Poco a poco fui llevando mis besos hacia su cuello, podía sentir que él se encontraba preparado y sabía que si él colocaba la mano en mi entrepierna podrá notar que yo estaba preparada para ella. Pase lentamente mi lengua por él lóbulo de su oído y susurre -Finn- Sonó casi como un gemido, como una pequeña muestra de placer.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 9:42 pm

No me detendría, no podía, aunque quisiera. Sus manos bajaron por mi pantalón, su tacto me hizo erizarme ¿qué atrevida podía llegar a ser? Sus besos húmedos en mi cuello solo hacían que mis yemas se hundieran más en su piel, toqué tímidamente su sostén y dejé que quitara el pantalón de mi cuerpo quedando solo en ropa interior. La cordura se la había llevado el diablo y ahora solo había deseo. Ahora solo me podía detener alguien que deseare interrumpir el momento que estaba por vivir ¿fue por qué me rechazó la primera vez que me encontraba tan nervioso? No estaba acostumbrado al rechazo, quizás era poco para ella… No… Debía de pensar en otra cosa, lancé un suspiro llegando a gemido y escurrí mis dedos bajo su sostén. Sus senos eran tan suaves, tan delicados, mi manera de pensar cambió rápidamente, ahora no es que yo fuese poco para ella, yo estaba en un nivel normal, ella… Ella era ternura, sexualidad e inteligencia en una sola, debía ser cuidadoso con ella, cuidarla hasta en la cama.

Levanté su sostén suavemente al tiempo que con los brazos acomodaba su vestido por encima de sus pechos, miré sus pezones con detenimiento y suspiré de nuevo, acomodé mi entrepierna contra la de ella, solo para notar que su excitación era tal que dos telas nos separaban y aún así podía sentir su humedad, mi miembro tuvo un pequeño espasmo al sentir la humedad, tragué en seco y llevé mis labios lentamente a uno de sus pezones, mi corazón corría a mil por hora incluso podía sentir los latidos en la punta de mis dedos y en mi pene daba leves espasmos hasta el inminente momento en que mis labios por fin tocaron el tierno pezón rosado de Felicity, di un beso suave, repasé su contorno con mi lengua y volví a besar para chuparlo cómo sí de un niño se tratara, si había lujuria, había deseo, pero habían ganas de tratarla como lo que era, una princesa.

Moví mis caderas lentamente para estimular su húmedo sexo, la habitación se inundó de silencio por unos segundos, solo podía escuchar mis labios haciendo un leve sonido al jugar con el pezón de la rubia, terminé de quitarle el vestido y el sostén con las manos y de reojo veía su rostro solo para satisfacerme con su expresión, presionó un poco más mi miembro contra su húmeda entrepierna obligándome a mí mismo jadear. –Feli. –Separo mis labios de su seno para mirarla al rostro. –Yo… No podré ser el mismo de… Después de hoy. –¿Por qué dije eso? Agitado, excitado, ido y ¿ahora me estaba abriendo del todo hacia ella? ¿Qué más podía decirle para que entendiera que estaba loco por ella? Tragué en seco una vez más y tomé sus manos para que ella misma retirara mi ropa interior, hoy me entregaría por primera vez por completo a alguien, en cuerpo y alma ¿nervioso? ¿Para qué mentir? Temía que ella fuese el karma de tanta mujer que olvidé, pero no había tiempo de pensar en eso ¿cierto? Todos quieren acción.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 9:49 pm

Sus dedos se clavaron en mí piel y supe que él deseaba eso tanto como yo lo estaba sintiendo en ese momento. Me ayudó a quitarle el pantalón y yo solo podía pensar en él, dentro de mí cuerpo. Sus dedos rozaron mis pechos y mi espalda de curvo lentamente para dejarlo estar en contacto con ellos y mí mente de descontrol a sentir su jadeo, quería volver a sentir sus sonidos. Mordí suavemente su cuello y volví a besar sus labios, mientras mis manos recorrían su piel desnuda, jugando por las líneas marcada en su espalda. Entonces él tiró de mí sostén, dejándome a la vista se sus ojos, esta vez no me sonroje, sentí placer a ver sus ojos clavado en mí. Eso era lo que quería, quería que me deseara tanto como yo lo estaba deseando en ese momento.

Cuando su entrepierna tocó la mía, sentí que el mundo me daba vueltas, a pesar de las telas que había en él medio yo podía sentir el calor se su cuerpo y cómo su miembro reaccionaba a mí piel. Sus labios rozaron mis pezones y esta vez fui yo la que jadee al sentirlo allí, mi cuerpo completo reaccionó a aquello, podía sentir que el corazón de me iba a salir del pecho y mi espalda se curvó aún más para que él pudiera saborear cada rincón de mí, mis manos clavaron suavemente las uñas en su piel. Él era suave con los juegos de sus labios y esta vez era yo la que no podía ser suave, le había clavado las uñas en el momento qué él me había tocado, tenía que volver a tranquilizarme, pero no podía, ya no había nada qué pensar, simplemente quería ser suya y no solo esta noche.

Entonces movió sus caderas y pude sentí que mi sexo latía por él, eso era nuevo, aquella sensación se entrega y de deseó, ese tipo de lujuria jamás la había experimentado con un hombre, él ni siquiera había tocado mi sexo, pero sin embargo yo estaba preparada para él, para lo que quisiera hacer de mí. No había sonido en la habitación, más que el suave sonido de nuestras respiraciones, aunque yo moría de deseos de volver a hacerlo jadear. Me quito la ropa por completo y la lujuria invadió mi rostro. Sus labios pronunciaron mi nombre y fue completamente erótico para mí cuerpo, cada una se mis celular reaccionó y mis ojos se clavaron él, cuando los suyos se encontraron con lo míos. Me dijo que ya no podría ser él mismo ¿A qué se refería? No era momento se plantearme cosas así que simplemente pensé qué se trataba se exactamente lo mismo que a mí me pasaría, ya no podría pensar en qué otro hombre me tocara si no fuera él.

No podía controlar mi respiración para poder decir lo que quería en ese momento, pero en cambio pude decir su nombre -Finn- Dije suavemente como si fuera un pequeño gemido. Tomo mis manos y las llevó a borde de su ropa interior y yo simplemente actúe, quité su ropa interior y suavemente tome su miembro con mis manos, acariciándola cómo él había hecho con mi pezón, levanté mi rostro y bese a Finn en los labios, ya no podía pensar en nada que no fuera él, su cuerpo, sus labios y lo que hacía conmigo -Finn yo…- Dije con las palabras cortadas por la respiración. No podía terminar aquella frase, no era momento para decirle “Sabes más allá del sexo, quiero que seas mío completamente” ¿O podía?

Acaricie su miembro con más fuerza y lo pegue a mí sexo, pues era allí dónde lo deseaba, deseaba cada cosa que él estuviera dispuesto a darme esa noche.Si aun nos separaba la tela de mi ropa interior, pero yo sabia que el podía sentir como estaba por el. Mis besos volvieron a su cuello y lo recorrí en cada rincón hasta llegar a su oído, allí pase mi lengua sensualmente y mordí su lóbulo-Quiero ser tuya- Susurre y no solo me referia a esa noche, ni ha ese momento se placer, yo quería ser suya en todo los aspectos. Estaba completamente enamorada se Finnegan McArden y ya no había manera de volver atrás.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 09, 2016 9:07 pm

Sus palabras atravesaron mi alma, mi sexo tuvo un pequeño espasmo al chocar con su húmedo sexo, tragué en seco cuando mis labios tocaros los ajenos, mi lengua estaba seca, mi mente estaba en blanco, ella era lo único que se me pasaba por mi cabeza además de sus palabras “quiero ser tuya” mis dedos temblorosos presionaron sus pezones hasta que se perdieron en su piel, jadeé, presioné mi glande contra su entrepierna, como sí quisiera romper la tela para penetrarla, aunque eso solo terminaba con mi miembro rozando su clítoris con fuerza y quedando en el aire. Bajé las manos lentamente por su abdomen, mordí su labio inferior en mitad del beso y me separé de manera brusca solo para cortar su labio, me relamí los labios para tragarme su sangre viéndola a los ojo ¿estaba siendo demasiado lascivo? Eso no le importaba a nadie, ella me incitaba más y más a salirme de mis cabales.

Mis dedos tocaron el borde de su ropa interior, estuve tentado a quitarla lentamente, pero la locura no me dejaba pensar, apreté su ropa interior hasta que mis dedos quedaron marcados de rojo y de un jalón destrocé la pequeña prenda dejando también marcas de mi brusquedad en su piel, pero nada importaba ahora, podía ver su entrepierna sin nada que la cubriese, sus labios completamente rosados, su miembro eréctil palpitante y deseoso de más, bajé mis manos y abrí lentamente su sexo, húmedo como sí hubiese recibido un baño, la tenté al meter uno de mis dedos en ella solo di un par de cortos empujones y lo saqué con una sonrisa obscena en el rostro. –Serás mía… Hoy y siempre. –Chupé mi dedo mirándola a los ojos y con mi otra mano tomé mi miembro para colocarlo en la entrada de su sexo, tomé aire lentamente y sonreí. Ella nunca sería de nadie más, yo no tocaría a otra mujer… Este era mi destino, quedarme a su lado para siempre, aún sin tocarla había entendido que ella complementaba todo mi ser, sexual, mental y sentimental. Había pasado por mil camas, pero al fin logré lo imposible, la mujer que se llevara todo de mi.

Mis labios temblaron mientras la miraba a los ojos y mis caderas presionaron mi glande contra su sexo, esta vez no había tela que me detuviese, apenas mi miembro sintió la presión de su sexo jadeé, solo era el glande ¿cómo me podía sentir así? Seguí penetrándola lentamente, mi pecho se agitaba más, mi pene daba leves latidos en su interior creciendo un poco más, el sudor en mi frente corría bajando por mi mentón y caía sobre su pecho, nunca me detendría, jamás. –Feli… –Exclamé cuando mis testículos suavemente se encontraron con su trasero, ataqué sus labios en un ataque de pasión para que mis caderas retrocedieran por primera vez estando a su lado, si interior me apretaba, gemí en medio del beso, ahora era cuando la espera terminaría, nuestros sexos empezarían a chocarse al ritmo de nuestros latidos.

El primer golpe retumbó en todo el lugar, el segundo sacó mi cabeza de transe, nuestros cuerpos estaban chocando con brusquedad mientras mi pene se hundía en lo más profundo de ella, acababa de llegar al cielo y jamás bajaría de ahí.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 09, 2016 9:25 pm

Sus Ojos se clavaron a mí cuando lo dije, yo jamás había sido una mujer muy observadora, pero sabía que había causado algo en el. Su respiración se había hecho más profunda y me beso con fuerza, podía sentir cómo me tocaba y yo solo intentaba ahogar mis gemidos. Su cuerpo hizo presión en él mío y esta vez sí dejé escapar un suave gemido, cerré mis ojos por unos segundos para sentir el placer que me daba. Sentía que me perdía en sus besos y en sus manos, quería gritar su nombre, dejar marcadas mis uñas en su piel, pero aún no era el momento. Sus manos bajaron a mí abdomen él mordió mi labio tirando con fuerza. Una punzada de dolor se apoderó de mí cuerpo, pero aquello me pareció más excitante de lo que había pensado. Mis ojos se clavaron en su boca a ver cómo bebía las pequeñas gotas de mí sangre. Mi cuerpo reaccionó a aquello y sentí como la humedad crecía en mí.

Sus manos llegaron a bordo se mi ropa interior y yo suspiro, quería pedirle que  más pero me limité a  seguir acariciando cada rincón de su piel. Entonces sentí cómo destrozaba mi ropa interior, un fuego se prendió con fuerza en mí, uno que había comenzado en el momento que Finn mordió mi labio. Me tome de sus hombros pues sabía lo que seguía , sus manos bajaron hasta mi sexo y me tocaron, no gemi, en ese momento me faltó el aire, mí cuerpo se paralizó a su tacto, jamás me había sentido tan sensual, tan excitada y jamás había deseado tanto un hombre. Pero cuando metió unos de sus dedos en mí si gemi, fue suave, apenas podía contener mi excitación -Finn…- Volví a susurrar casi como un suplica, si yo estaba suplicando por él, pero era lo que mí alma y mí cuerpo pedían a gritos.

Entonces él lamió suavemente sus dedos y sus palabras retumbaron en mi mente “Seras mía...Hoy y siempre” Él había dicho exactamente lo que yo había sentido, ya no podría dejar que otro hombre me tocara, no soportaría la idea de otra mujer en su cama, yo le pertenecía en cuerpo y alma. Y él era mío, se ahora en más él era mío. No tenía ninguna lógica pensar así pero no me importaba, en aquel momento creía que todo era posible. Sentí su miembro contra mí sexo y mordí mi labio, una nueva punzada de dolor me inunda, pues estaba lastimado por las acciones se Finn, pero no me molesto, me parecía excitante cada cosa que hacía . La sonrisa en su rostro hizo que yo misma lo hiciera. Nos deseabamos, era algo que los dos sentíamos y nos llevaba a perder el control de nosotros mismos.

Sus ojos estaban clavados en mis ojos cuando sentí la presión se su cuerpo. Me aferre con fuerza a sus hombros y gemí al sentirlo entrar en mí. Sus jadeos hicieron que deseara más que él y lo atraje hacía mí con mis brazos -mmm…- Deje escapar se mis labios, no había manera sé qué pudiera decir él placer y las cosas que me sucedían en ese momento. Podía sentirlo moverse dentro de mí cuerpo y sin pensarlo mi abdomen presiono un poco más. Él estaba sudando y yo sentía que era una niña que no sabía nada de la vida, él me hacía sentir nerviosa y excitada, como si jamás hubiera pasado por algo así.

Gemi cuando llegó a fondo y moví suavemente mis caderas. Él volvió a decir mi nombre y yo clavé con fuerza mis uñas en él, me había perdido en placer y el deseo por completo. Sus labios se volvieron a perder en los míos, mientras él tomaba espacio entre nosotros, mis manos acariciaron su espalda y recorrieron su nuca para para tomar su cabello y dar un suave jalón. Sus movimientos comenzaron leve y luego tomaron más fuerza mientras mis manos bajaron hasta tomarme de sus caderas y seguí sus movimientos con mis caderas. Lo sentía entrar cada vez más profundo en mí y los gemidos de entremezclaban con los jadeos, suavemente rasguñaba su piel, me había perdido en sus brazos y ya jamás podría volver de allí. Era suya completamente suya.

Bese su cuello mientras los movimientos tomaban un ritmo, de suponia que yo estaba debir y él herido pero allí estábamos entregándonos completamente él uno a otro. Volví a gemir en su oído mientras que una mano fue directamente a su cabello y lo tomé con fuerza para que me mirara, para que viera lo que lograba en mí, para que viera cómo se reflejaba el placer en mí rostro. Y con la otra mano acaricie su piel con fuerza, recorro las líneas se su espalda y luego baje más allá, prácticamente rasguñe su trasero a sentir cómo la excitación creía en mí y volví a curvar mi espalda para dejar que él entrara más a fondo en mí cuerpo. Finn no solo era un hombre sensual, su cuerpo era perfecto para mí y ahora sabía que no solo era perfecto cuando se quitaba la camiseta, lo era en cada rincón de él. Cerré los ojos y pegue los pechos más a él -Dios…- Jadee mientras sentía  que moría de placer en sus manos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 11, 2016 7:17 pm

Sus movimientos eran sensuales, fuertes y en algunos puntos crueles, ¿hacia cuanto Felicity no recibía el tacto que merecía? ¿Hacia cuanto yo no sentía una mujer con la que compaginara de tal manera? Su interior se aferraba a mi miembro como pidiéndole que no saliese, yo jadeaba entre besos rasguños y gemidos, sentía con completa perfección cada pliegue de su interior, en su cuerpo quedaría mi marca por siempre y yo empezaba a pensar que después de ella no habría más, disfruté de cada uno de sus rasguños, sus haladas de cabello, cada movimiento de ella, cada gemido casi rogando por mi brutalidad me hacía perder la cabeza, pero aún no, aunque chocaba nuestros cuerpos con fuerza quería que su interior conociera mi miembro a la perfección para poder encarnizarme luego. Presioné mis dedos en su piel y ascendí por su abdomen suavemente mientras la miraba directamente a los ojos, esa cara de excitación hacía que mi miembro diera leves espasmos en ella, detuve mis manos en sus costillas y con una sonrisa lasciva temblorosa acerqué mi pecho más al de ella para dar estocadas cortas con mis caderas, pero mucho más rápidas.

Acerqué mis labios a los suyos y solo rozándolos gemí con fuerza pues su interior empezaba a cobrarme factura, la excitación que tenía era casi que absoluta, mis vellos se erizaban al retroceder las caderas pues ella no quería desprenderse de mí, besé sus labios suavemente y llevé mi mano detrás de su cabeza, había sido demasiado compasivo con ella, la delicadeza, la calma no iba más, enrollé su rubia cabellera en mi mano y halé hacia atrás para estirar su cabeza, mordí su cuello con violencia y empecé a penetrarla con más fuerza, su entrepierna húmeda chocaba contra mi pelvis llena de sudor, el sonido de nuestros cuerpos golpeando era una melodía indescriptible. –Dios… Feli. –Gemí apartando un poco mis labios de su cuello después de dejar una marca y ataqué otra parte de este ¿cuántas veces en mí vida he mencionado a Dios como Dios? Ni siquiera la más experimentada, ni siquiera la más lunática, enferma sexual. ¿Qué tenía de especial esta mujer? Creo que explicarlo haría que me doliera el corazón porque definitivamente es algo que no entiendo.

Halé con fuerza su cabello, casi como usándolo como soporte para impulsar mis estocadas, me aparté de su cuello dejando dos lindas marcas y bajé la mirada para ver su cuerpo arqueado, sudado y ver mucho más allá, sus piernas abiertas y mi miembro entrando en ella, si soy algo enfermo, me encanta ver expresiones, como entra, como sale, el sudor, pezones erectos, movimientos de abdomen… Ella estaba supliendo cada uno de mis deseos enfermizos con solo la primera vez y no tenía que pedirle nada, ¿era esto encontrar a la pareja perfecta para uno? Mis jadeos y gemidos no me dejaban pensarlo claramente, sentía una punzada en mi lateral, pero al diablo con todo, quería terminar… Ahí fue cuando recordé que no había latex que separará lo que saldría de mi de su interior, no estaba para arriesgarme a una probabilidad de tener hijos, menos en el primer intento… Tenía que detenerme, pero mis caderas actuaban por voluntad propia y mi miembro se hinchaba cada vez más y más, el placer era más que la responsabilidad.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 11, 2016 11:03 pm

Me había perdido en los brazos se Finnegan McArden, ya no había vuelta atrás, lo supe desde el momento que me beso por primera vez en aquel bar, pero me había negado a creerlo, me había negado a creer qué aquel hombre era mi destino, no quise escuchar a mí propio cuerpo cuando estaba cerca de él y todo aquello me había llevado a perderme en él. Mientras más había luchado por no ser suya, más me había acercado a él. Su cuerpo se encontraba sobre él mío y jamás me había sentido tan excitada como en ese momento, Finn y yo parecía que hubiéramos sido hecho a la medida.

Sentí sus dedos presionando mi piel con fuerza y me sentí más indefensa a su tacto, la excitación creció y yo jadee mientras él recorría mi piel, pegando su pecho al mío. Me sentía mareada y completamente excitada, jamás me había perdido así con nadie, jamás me había sentido tan deseada y en ese momento jamás había pensado que el placer podía llevarme a los rincones más oscuros de mí ser. Sus movimientos se hicieron más rápidos y yo volví a gemir con fuerza, él me estaba empujando al límite del abismo y yo iba a caer por aquel barranco. Nuestro cuerpo se encontraban en una batalla, por el placer y ahí en aquella mansión perdida, un hombre y una mujer simplemente de entregaban el uno al otro.

Fue cuando su mano fue tras mi cabeza y me tomó del cabello, volví a clavar mis uñas en él, él sacaba mis instintos a relucir y yo gemí con fuerza por el placer que me entregaba cada cosa que él hacía nunca antes creí a qué podía comportarme así en la cama, pero él me había llevado a los límites, cada parte se su cuerpo me llevaba a perderme. Sus dientes se clavaron en el cuello y yo jadeé, me quede sin aire primero y luego otro gemido más salió de mis labios, él marcaba mi piel y mí alma en ese momento. Nuestros cuerpos chocaban con violencia y yo había olvidado todo lo que había sucedido antes que Finn me tocara. Volví a decir mi nombre y el deseo volvió a llamear en mí.

Quise girarme, pero él me tenía con fuerza del cabello y yo sentía que no podía más, sus ojos me recorrieron mente y yo me sentí una diosa ante sus ojos, era aquella manera que él tenía se mirarme, yo era la chica tímida, pero allí en su cama, en aquellas sabanas carmesí, me gustaba su vista en mí, sus ojos recorrieron mis pechos y yo jadee con solo pensar en eso. Los músculos se mi vagina se contrajeron más, ya no podía retenerme, jadeee con más fuerza, mientras mi espalda se arqueo un poco más pegando mi pecho a él -Finn…- Dije mientras sentía que me perdi y un cosquilleo comenzó a recorrer mi espalda, me aferre con fuerza a él y volví a acomodar mis piernas alrededor de la cintura de él, ahora no podía permitirle que se alejara de mí cuerpo.

Rasguñe con fuerza su espalda y me perdí en aquel vacío del placer. Grite su nombre cuando llegue a orgasmo y me aferre con más fuerza se el, mis manos lentamente recorrieron su columna vertebral, podía sentir sus músculos tensos, él también estaba por perderse y yo solo quería que lo hiciera, quería que se corriera dentro de mí. Tome su nuca y lo obligue a besarme, abrí mis ojos lentamente y con él placer plasmado en el rostro le dije entre gemidos -Finn, te deseo ahora-
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 12, 2016 9:26 pm

Tenía que retroceder no quería probar suerte con eso de ser tiro fijo o no, pero sus dedos se entrelazaron en mi cabello, mis ojos se encontraron con los de ella, mi piel se erizó y mi miembro dio un par de espasmos más violentos aún, cada espasmo me ayudaba a conocer más los pliegues del interior de Feli y cuando su interior se contrae espero lo peor, sus piernas me rodearon, no había manera de huir y en su defecto mi cuerpo no quería huir, sentía corrientes eléctricas recorriendo mi cuerpo desde la punta de mi cabeza hasta el final de los dedos de mis pies, solo sí me controlaba todo estaría perfecto. Arqueó su espalda y se pegó más a mí, gimió con fuerza mi nombre y se me tensionaron los músculos, pude sentir como su interior se aferraba a mi sexo y no lo soltaba, definitivamente ella quería que me viniese en ella, justo cuando ella se estaba viniendo, lo sentía, era especialista en esa sensación, podía sentir las hormonas expulsándose de su cuerpo e incitándome a lo que yo quería evitar.

Contraje los dedos de los pies tratando de contenerme, su sexo palpitaba contra mi podía sentirlo pedir lo que yo quería evitar, sus palabras me sacaban el poco quicio que me quedaba ¿me deseaba? La situación no era fácil y alguien aquí solía ser gato negro, y no hablaba de Felicity, pero ¿cómo decirle que me detendría? Más bien como decirle a mi cuerpo “deja de ahogarte en placer y detente” no podía, podía aguantar más y luego ver que hacía, dejé caer mi cabeza hacia atrás apartándome de sus labios y apreté los dedos de mis pies hasta que se me entumecieron, mis caderas no se detenían y por alguna razón el dolor a mi costado pasó a ser algo fácil de ignorar, el placer inundaba mi cuerpo, su vagina en extrema sensibilidad y humedad me hacía más fácil entrar y llegar incluso más profundo que antes, en cualquier momento todo pasaría a un rugido, sin embargo ¿cuánto podría soportar?

Volví a mirarla y acerqué mis labios a los ajenos una vez más intenté besarla, pero abrí los ojos por la sorpresa, no podía más. –Feli… Yo… No doy más. –Le dije tratando de retroceder aunque mis caderas no quisieran, sus piernas me aprisionaban, nunca me corría adentro, en serio la idea de tener un hijo no me atraía, la familia McArden traía demasiados demonios encima, apreté los dientes tratando de huir por última vez, pero en mi interior quería inundar su interior, quería que recibiera todo de mi y así sería, lancé un rugido excitado mirándola a los ojos, su nombre, amaba su nombre y nadie evitaría que lo dijera cuantas veces deseara, en especial cuando me corría en ella. Mis caderas no se detuvieron jamás y pronto empecé a expulsar todo ese líquido blancuzco en el interior de amada Felicity… Si ya podía decir que era mía, había hecho lo que ninguna, le había hecho lo que a ninguna, nadie arrancaría a la rubia de mi lado, ni siquiera mi propia estupidez.

Tu… Eres sorprendente. –Dije entre jadeos aún moviendo las caderas ya más suavemente dejando en ella hasta la última gota de lo que de mi podía salir.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 12, 2016 11:04 pm

Sus ojos se había clavado en mi, como si disfrutara la visión de mí cuerpo a llegar al clímax y eso solo me provocaba un poco más.  Mis uñas estaban clavadas en su piel y yo por primera vez en mi vida había aprendido lo qué era perderse realmente en los brazos se un hombre. Toda mi lógica de había perdido y seguramente en la mañana volvería para reprocharme mis acciones, pero en ese momento, no podía pensar, jamás me había sucedido algo así, siempre había sido capaz de pensar cada uno de mis movimientos y acciones, siempre había podido calcular las consecuencias de mis actos.

Sus músculos se contraigan, como si quisiera alargar ese momento o es lo que podía entender en ese momento . Me sentí extasiada y completamente mareada, quizás era un efecto del orgasmo o quizás era un efecto se mi debilidad pero realmente ¿A quién le importaba?Mantuve los movimientos con mis caderas, podía sentirlo más, ya que mi sexo se encontraba realmente sensible por lo que me había pasado, quería continuar, quería ver la expresión de placer él rostro se Finnegan, lo deseaba como si fuera él aire que necesitaba para respirar.

Se acercó a mí para besarme pero sus ojos se abrieron de golpe como si lo hubiese tomado de sorpresa. Me gusto ver ese rostro y me mordí el labio, había olvidado que lo tenía lastimado y una punzada de dolor volvió a recorrer mi cuerpo, pero estaba muy lejos de dolerme, era más bien algo erótico, algo que me hacía recordar qué le pertenecía, había dejado mi cuerpo marcado por él en cada rincón y solo falta hago para hacerlo perfecto. Sus palabras fueron claras y yo sentí que el placer volvió a inundarme ¿Era eso posible?Osea si existe las mujeres que tienen más de un orgasmo, pero ¿Tan rápido así?

De hecho para atrás pero mi cuerpo me pidió más de él cuando cerré los ojos volví a rasgar su piel y tiré mi cabeza hacía atrás, él cosquilleo que recorría mi espalda volvió con fuerza como una ola de placer que rompía en las rocas. El rugido que salió de sus labios fue lo que hizo que volviera a caer en el abismo del placer, no grite, solo gemía suavemente mientras mi sexo volvió a contraerse, esta vez podía sentir su sexo y los espasmos que daba a correrse dentro de mí, aquello era embriagados, podía jurar hasta que él en aire se percibía un aroma diferente.

¡Dios, adoraba mi nombre en sus labios en ese instante! Sabía que eso podía ser adictivo y yo quería escucharlo mil veces, quería volver a sentirlo así más de una vez. Jadeaba  con fuerza cuando abrí los ojos nuevamente y sus ojos estaban clavados en mí rostro, sonreí suavemente y levanté mi mano para acariciar su rostro muy suavemente, habíamos sido totalmente salvajes pero en ese momento solo quise ser suave con él.

Me dijo que era sorprenderte y no pude responder a eso, no sabía porqué lo decía, pero no iba a arruinar un momento así, con mis inseguridades, sus suaves movimientos eran exquisitos y yo no pude evitar contraer mí sexo como un último reflejo de respuesta, entonces reí suavemente -Cuando te conoci, me jure que no iba a terminar en tus brazos siendo una chica más- Dije con cierta picardía -Pero juro por Dios que si hubiera sabido qué era así no me hubiera resistido tanto- Dije cómo una pequeña broma.

Mi voz había sonado sensual, algo había cambiado dentro de mí ser, una pequeña llama de había encendido, pero ¿Qué destino tomaría aquello? Solo sabía que ya no podría dejar que otro hombre me tocara, no después de haber vivido esto con Finn -Yo…- Dije suavemente -Finn, yo no soporto la idea se que lleves a otra mujer a tu cama- Disculpen! ¿Yo estaba siendo sincera? -Y no quiero que nadie más vuelva a tocar mi piel, es una locura, pero quiero estar cerca tuyo aunque pueda ser ...complicado- Si esa era exactamente la palabras, aquello podía ser complicado, pero también podía ser lo mejor que nos había pasado. Solo me restaba esperar a su respuesta.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 12:36 pm

¿Por segunda vez? No lo podía creer, aunque para mí era habitual situaciones parecidas, sentía que me había encontrado con un súcubo, su placer me causaba más placer, sentía que me quería arrancar todas las fuerzas, pero aún así no quería detenerme, no quería dejarla, no podía hacerlo. Se contrajo una última vez y no pude evitar gemir en su rostro, de verdad que era sorprendente o quizás era una reacción química en cuerpo que me hacía volverme así, pero… Yo no era así, solté sus piernas con delicadeza, y acaricié su rostro, de verdad que el hecho de que la tocara otro hombre me hacía hervir la sangre, pero yo le había prometido algo que era difícil para mí, la última mujer que “ame” fue cuando tuve 16 años, yo no sé ni siquiera conjugar ese verbo ¿qué espera ella que ahora entre sus brazos le diga “si, Feli… No tocaré a otra mujer en mi vida”? Una relación no se arma así como así… O al menos es lo que en mi cabeza se arma ahora, no me digan una mierda… Todos mienten en la cama, solo necesitaba dejarla dormida y cuando despertara estuviese en la habitación de un hotel lejos de mi caos y mi magia.

Le di un beso en la frente y me pregunté a mi mismo porque haría esto que venía, me senté en la cama y me peiné hacia atrás con las manos, la miré de nuevo extasiada, sexy, me dieron ganas de seguir, pero lo que venía era una arranque de sinceridad. –Me llenaría de ira que otra persona te tocara ¿sabes? Pero… –La gente odia los “peros” yo creo que los “peros” son segundas oportunidades. –No puedo amarrarte a mí, te estás buscando una muerte prematura, soy demasiado peligroso y creo que ya lo sabes. –La sinceridad brotaba de ambos y es porque nos deseábamos más que sexualmente, pero quería salvarla de lo que venía. –Soy un asesino, disfruto lo que hago, mi moral se construye en medio de las situaciones ¿sabes qué significa eso? Que sí no tengo el mínimo reparo para asesinar a alguien y disfrutarlo, mucho menos tendré que pensar mucho para tocar a otra mujer. –Negué con la cabeza porque en parte era verdad, pero desde que la conocí mis dudas con otras mujeres se habían hecho grandes, al final terminaba tocándolas y disfrutando de su pasión pero estaba seguro de que todo cambiaba ahora, aunque no quería estar seguro, no soy bueno con los cambios ¡Ningún ser humano lo es! No me jodan con sus estupideces.

La miré de nuevo y traté de tocarla, pero me detuve porque sabía que yo la estaba destrozando con mis palabras. –No eres tú, soy yo… No sé que es amar a nadie, las mujeres son mi punto más débil, parte de mis cicatrices son por culpa de alguna o en su defecto de mi entrenamiento de 16 o 15 años encerrado en una torre oscura en Japón. –Bufé, porque la rubia me encantaba más que cualquier mujer, pero no sabría por cuánto tiempo podría soportar la tentación de otra mujer ¡soy yo, maldita sea! Miré al techo unos segundos y suspiré. –Perdoname, pero me pides un gran cambio y… –Me recosté a la cama al lado de ella. –Por más que siento que eres mi vida entera, siento que te haré daño, aunque intente cambiar, no será algo de la noche a la mañana. –Lo que dije al comienzo no era una mentira, nunca lo fue, nunca me gustó mentirle a una mujer, pero la sinceridad muchas veces destruía mucho más que la mentira y yo era experto en ser sincero cuando no debía. –Lo siento sí no es el momento de decirlo.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 3:38 pm

Estaba completamente extasiada en sus brazo, sus ojos sobre mí cuerpo. Parecía querer más de mí y yo deseaba más se él, pero entonces se separó de mí. Toda mi confianza se esfumo en su momento, lo vi en sus ojos a separarse de mí. Yo había sido una mujer más en sus brazos y por un momento había creído la ilusión de ser más que eso. Respire profundo, no iba a llorar, no tenía qué hacerlo. Me mantuve calma, sería lo que tenía que ser. Me sentí frustrada y quería enojarme, dios! cómo deseaba poder enojarme en vez de sentirme una estupida. Pero esa no era yo, yo era Felicity Smoak, podía no ser una sensual mujer, o no ser una guerrera, pero jamás sería alguien que no pensara en lo que pasaba a su alrededor.


Sentí la necesidad de taparme y así lo hice, momentos antes había amado cuando él miraba mi cuerpo desnudo, pero ahora sentía que era una idiota. Mantuve silencio un rato, él pero me volvió por completo a la realidad, levanté una ceja y guarde silencio, nose si era por no llorar o por qué tenía que entrar en la realidad,  dijo algo se no amarrarme y se su peligro, estire mi mano para volver a tocarlo, pero no me creí con derecho de hacerlo, aquel pensamiento se qué yo era de él y él mío, se había perdido, solo había sido una burbuja y yo simplemente la había creído real.

Me dijo que él tocaría a cualquier mujer si haci le parecía. fue hasta ahí dónde llego mi limite, me levanté de la cama automáticamente, me lleve la sabana conmigo, no quise que volviera a mirar mi cuerpo. -Soy una estúpida- Dije mientras me levantaba de la cama, lo mire a los ojos y dije -Creí cada palabra que dijiste durante la cena, ten a menos la decencia se guardarte qué me usaste en tu cama- Le dije molesta, entonces no pude más y mis ojos se llenaron de lágrimas, me había mentido, me había hecho creer que él sentía algo más que simple atracción -A menos hubieras sido sincero- Le dije mientras las lágrimas comenzaban a correr por mis mejillas.

No quería verme débil, pero a demonio yo era así, yo jamás había sido cómo las mujeres fuertes que él estaba acostumbrado, jamás me había entregado sé la manera que lo había hecho esa noche y me sentía una estúpida. Tome mi vestido y vi mi ropa interior rota, trague saliva. Me gire a él cuando dijo que no soy yo -Si claro- Le dije suavemente -desde el primer momento te dije que yo no era fuerte, ni sensual y que no quería esto, pero hiciste que me importaras, hiciste que sintiera cosas y que creyera que tú también ¿Con qué fin? Llevarme a la cama, está bien, puedo aceptar eso, pero no me digas que no es por lo que soy -

Aún lloraba, pero al menos no me trabaja como normalmente acostumbra a hacerlo, me dijo algo se estar encerrado en una torre o algo así entonces respire, fue cuando sus últimas palabras salieron dónde mi mente de acomodo, me sequé las lágrimas y volví a la cama, me senté a su lado y mire sus ojos, en sus ojos había algo que hacía que mí corazón comenzará a latir con fuerza -No te pedí que cambiaras tu vida Finnegan- En ese momento no me sentía con derecho a llamarlo Finn o sentirlo mío.

Me toque la cara intentando aclarar mis ideas -No tengo derecho a pedirte eso y mucho menos a pedirte que dejes a cualquier mujer que nosea yo, te lo dije, yo no puedo ser cómo las mujeres que acostumbras, pero quiero conocerte, quiero ser parte de tu vida- Eso estaba sonando otra vez a ser su novia y eso era una completa locura -De quién eres Finnegan, lo supe él día qué te busqué- Mi voz sonaba suave, pero tranquila -Solo quiero que me des la oportunidad, antes de esto te dije que no me darías esa oportunidad, no sé porqué creí que algo había cambiado- Tome mi vestido, no quería dormir en su cama, no quería dormirme y saber qué desaparecería esa noche, los hombres como él hacían eso y yo no quería despertarme sola, así que era mejor que me fuera. Me levanté y dejé caer la sábana para colocarme mi vestido, tendría que ser sin ropa interior y sabía que mí cuerpo en ese momento exhibía sus marcas, así qué tendría que pasar al baño y ver si podía retocarlas con maquillaje o algo.-Solo queria ser parte de tu vida- Susurre un poco para mi mas que para el
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 14, 2016 7:37 pm

¿Mentirle? No le había mentido, me dolió ver como se tapó con las sabanas rojas, estas aún estaban húmedas por nuestro sudor, lo único que quería era explicarle que tenía un alma negra, que en serio ella podía escoger algo mejor, tenía un mundo de hombres de valor a quienes escoger no a mí, sus lagrimas partían mi alma, ella no quería que yo fuese un hombre nuevo de la noche a la mañana, solo quería ver más de mi, así como yo quería ver más de ella, su mano tocó mi rostro y mi piel se erizó, no pudo evitarlo, así como no pude evitar rodearla con mis brazos y dejarme caer encima de ella, la miré a los ojos con ternura, porque se había quebrado, había dejado caer un par de lagrimas y luego había tomado aire, en ningún momento le mentí y no sabía cómo explicarle eso.

Suspiré hondo viéndola a los ojos y tomé sus muñecas porque temía que intentara golpearme enojada por el atrevimiento que me tomaba después de decirle eso, pegué mí frente a la de ella y con suma tristeza solo pude decirle. –No te he mentido… Eres fuerte, sensual, demasiado terca y moriría por pasar más que una noche contigo. –Tragué en seco. –Pero no soy lo mejor para ti, es lo que quiero que entiendas, obviamente me enojaríasaber que otro hombre te toca, porque siento que te quiero más que a cualquier cosa, pero no sé cómo hacer, las mujeres siempre han sido mi debilidad… Tú lo sabes, así te acercaste. –Besé su cuello porque la deseaba, en serio la deseaba y mucho más que eso, pero temía lastimarla, temía no saber qué hacer ¿qué paso seguía? ¿Cómo se llevaba una relación? No soy un hombre de amigos, ni de conocido, mucho menos de relaciones sentimentales.

Apreté sus muñecas por simple deseo, ver las marcas que había dejado en su cuello me hicieron perder la cabeza por unos segundos, traté de morderla, pero solo dejé mis labios pegados a su piel sin decir una palabra, solté sus muñecas esperando lo peor y solo pude decir. –Entiende que no se que se hace de aquí en adelante, tengo miedo de lastimarte… De tener algún día que elegir entre tú y lo que considero el bien del mundo… Que pierdas la vida por mi manera de ser. –Tomé aire y separé mi cuerpo del de ella, el vestido le quedaba de maravilla, las marcas en su piel me recordaban que era mía y el solo imaginarla sin ropa interior hacía que me empalmara. Peiné mis cabellos con las manos y me arrodillé dejando las rodillas a cada lado de sus costados. –Me vestiré… Duerme aquí esta noche. –Tomé aire una vez más porque lo que venía era algo que ni a mi padre le dije alguna vez. –Te quiero mucho… No quiero lastimarte… Pero no quiero perderte ¿alguna vez has pensado que una persona estaría mejor lejos de ti, pero aún así no quieres perderla? Así me encuentro ahora. –Me aparté de ella y la acomodé en la cama, recogí su ropa interior y la sostuve en mi mano con una sonrisa. –Quiero que seas parte de mi vida… Pero no se cómo llevar a cabo las cosas. –Me rasqué la cabeza y olí un poco su ropa interior… Si… Estaba demente por ella.

Esto se queda conmigo… Y no se sí después de esto, tú quieras hacerlo. –Revisé mi costado y vi aunque estaba hinchado estaba bien, me había sobre pasado, pero nada del otro mundo, le lancé una sonrisa y aparté su ropa interior de la cara. –Descansa… Lo necesitas.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 14, 2016 9:41 pm

Me tomo de las muñecas y yo lo mire sorprendida ¿Que estaba esperando?¿Que lo golpeara? ¿En serio?¿Yo? Por un momento quise reírme de eso, pero en toda aquella situación no podía reír, sentía como si perdiera a hombre qué… Bueno a un hombre importante y ni siquiera era mío para perderlo.Apreté mi mandíbula para no volver a llorar antes sus palabras tiernas, aunque mis ojos volvieron a inundarse. ¿Cómo es posible que sea tan estupida? ¿No puedo parar de llorar acaso?

Fue como un puñal cuando me dijo que me quería, pero a pesar del dolor quise tocarlo, aunque no pude, él aún me tenía se las muñecas. Tenía razón, yo había sabido qué eres un mujeriego desde el primer momento y solo había tratado de engañarme, pensando que había sido especial. Respire profundo intentando calmar mi respiración, sabía que él podía notar cada cosa.

Sus labios en mi cuello derrumbaron cualquier muro que había intentado construir tapandome, sin notarlo le di espacio para que me besara y mis músculos se relajaron un poco como si él tuviera en control de cada parte de mí cuerpo. Volví apretar mis muñecas y yo quise que me  poseyera ahí otra vez. Respire lentamente y mordió suavemente mi labio, aquella punzada de dolor me hizo abrir los ojos o hubiera caído otra vez.

Sus palabras me devolvieron al mundo y por primera vez creí que lo entendía -Nunca tendrías que elegir entre mí o lo que tu crees que es él bien- Yo no era tan importante para interponerme en eso, aunque peleábamos en bandos diferentes yo sabía cuándo retirarse y por alguna extraña razón, creía que cuando las cosas llegaran a un punto crítico, él elegiría lo mejor.Respire profundo antes de volver a hablar -Finnegan, yo me he metido en esto y no perderé la vida ´por ti, hoy demostraste que harías cualquier cosa para protegerme, pero yo también elegí una vida con riesgos y aceto cada uno se ellos- No quería que nadie más me protegiera, yo no era una mujer fuerte, pero me negaba a pensar que por eso no podía hacer algo para cambiar el mundo.

Me dijo que de vestiría y que yo durmiera allí, nuevamente me puse a la defensiva -No- Dije con voz seca -Me niego a la idea se que me abandonen cuando duermo- Él dijo algo que me dejó en silencio y luego sonreí casi sarcástica -No, siempre he luchado por lo que quiero- Dije con tranquilidad, me recosto en la cama y se apartó de mí, pero yo no iba a quedarme en aquella habitación sola, no después se lo que acaba de suceder, si me quedaba allí sola solo me iba a sentir usada, prefería irme a eso.

Lo vi recoger mi ropa interior pero mis ojos se clavaron en él cuando dijo aquello, me quedé mirándolo a ver sus acciones y no pude evitar sonreír, lo que hacía me parecía erótico ¿Acaso me estaba volviendo loca? Felicity despierta, te va a abandonar y tu solo piensas en qué vuelva a tocarte! Estaba a punto de hacerle caso a mí mente cuando dijo eso de quedarse con mi ropa interir y luego se qué tan vez yo quería hacer lo mismo. Me levanté de la cama, me sentía mareada y exhausta, pero no iba a demostrarlo, no ahora.

Tome su mano antes que de fuera y volví a acercarme a él, le di beso suave, algo corto y dije -No voy a quedarme a dormir en tu cama sola, pero quiero quedarme en tu vida Finnegan, solo un paso a la vez- Entonces pestañee, si estaba cansada y si quería dormir, pero no sola, no después se lo qué había pasado. Por primera vez lo mire con seguridad -Deberías descansar antes que eso de vuelva a abrir, yo voy a entregar lo que prometí- Tome los lentes se la mesa junto a la cama. Tal vez era mejor así -Ya te dije, me niego a dormir sola- Recogí mi cabello en una coleta y me dispuse a salir del cuarto.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 15, 2016 9:16 pm

Feli estaba decidida a irse, aún seguía sintiendo que la había usado, solo pude suspirar y ver cómo se alejaba ¿la dejaría? Realmente debía detenerla porque entre más la veía menos quería apartarme de ella, estiré mi sombra para tomar la ajena e inmovilizarla y suspiré hondo. Negué con la cabeza y me levanté para rodearla con mis brazos, sin importar mi desnudez pegué mi cuerpo completamente al ajeno acomodando mi miembro a la perfección en su trasero desprotegido de ropa interior, la sensación de la tela del vestido separándonos me volvía loco, le di un beso en el cuello y lamí hasta su lóbulo. –El problema es que esta no es mi habitación. –Agregué, era un cuarto de visitas que había preparado para ella, pero ella quería la magia de mi habitación. –No quieres dormir sola y yo quiero tu olor cerca de mí. –Me aparté de ella y suspiré hondo aún estaba inmóvil ¿por qué jamás se me ocurrió hacer esa clase de pavadas para tomar a una chica? Tomé el rostro ajeno y le di un beso profundo, me alejé de sus labios y la liberé de mi sombra, estaba loco por poseerla de nuevo, pero no quería que se siguiera sintiendo usada.

Me crucé de brazos y antes de que dijera algo nos tragué a ambos con mi sombra para luego aparecer en mi habitación, sabanas blancas, paredes del mismo color, estatuas de mármol y un gran estante con muchos libros, la cama hecha de madera negra con cuatro columnas con motivos góticos y una tela delgada que bajaba del techo de color negro para cubrir alrededor de la cama. Chasqueé los dedos apagando las luces alrededor de la habitación dejando solo una luz encima de la cama. –Bienvenida a mis aposentos. –La tomé de la cintura y besé su cuello del lado contrario que había besado la vez pasada. –No puedo permitir que huyas de mi ¿dónde pretendías dormir en la sala? Te di la habitación de visitar más grande, pero tú y yo, estamos para estar juntos… No puedo apartarme de ti y sí hay algo que quiero que entiendas es que yo planeo tenerte en mi vida, más de lo que sigues creyendo… Será difícil para mí, será difícil para ti… Pero dijiste que quieres luchar por esto y estoy dispuesto a luchar a tu lado.

La empujé suavemente para que traspasara la cortina y cayera en la cama. –Durmamos juntos, Felicity… Y de paso déjame vestirme. –Chasqueé los dedos y de las sombras salieron una de las maids con una bata de dormir para mujer. –También deberías dejar ese vestido de lado. –La maid desapareció en las sombras. –Por cierto no me están vigilando, solo le hablé mentalmente. –Entré a la cama de rodillas a la cama y dejé la bata en su abdomen, abrí mi mano y olí una vez más su ropa interior, suspiré hondo y sonreí, su olor me va a volver loco. Acaricié su mentón y me relamí los labios, sonreí y me senté en el borde de la cama. –Al final tienes razón. –Tanteé mi herida y sonreí. –Se me va a abrir sí sigo siendo así de descuidado. –¿Estaba bien lo que hacía? Le había presentado lo peligroso que yo podía ser y aún así ella había deseado quedarse, no quería que se sintiera usada, quería que se sintiera deseada, amada, adorada ¿cómo podía hacer eso sin que fuese solo sexo? Necesitaba una guía sentimental urgente.

Ponte cómoda, regreso en unos segundos buscaré algo que ponerme y guardaré mi tesoro. –Me levanté y me perdí en la oscuridad para buscar algo cómodo para dormir, sí creen que es fácil la idea de tenerla en mi cama, sentir su piel y no volver a tocarla pues no lo es. Yo soy una persona mal de la cabeza.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 15, 2016 11:19 pm

Estaba dispuesta a irme, aunque mi cuerpo quería quedarme a su lado ¿Tenía que tener un poco de dignidad no? Si él me había hecho sentir como jamás me había sentido, él solo hecho de pensar en lo que había sucedido en esas sabanas carmesí, hacía que me volviera a excitar. Comencé a caminar pero se golpe que sentí inmovilizada, eso era extraño, él no me tenía se ningun lado, parpadee un par de veces. Su cuerpo se pegó al mío y yo quise girarme para mirar, mi respiración se agito ¿Qué tenía ese hombre que lograba eso así se rápido? Trague en seco intentando dejar mis instintos se lado, pero sus labios en mi cuello no me dejaron hacerlo. Jamás me había sentido así con un hombre ¿Acaso él hacía esa magia con todas? Un jadeo salió de mis labios cuando pasó su lengua “Felicity controlate mujer!” Me grite a mí misma mientras escuchaba sus palabras.

Me dijo que yo no quería dormir sin él y estuve a punto de decir algo pero cuando digo que él no quería mí olor lejos suyo me caye, quise saber ¿Qué es lo que estaba pasando en realidad? Me beso con pasión y luego me sentí libre se moverme, no era momento de preguntar sobre eso qué había hecho conmigo, quería preguntar otras cosas, quería hablar como siempre, pero me mantuve en silencio. Todo se puso negro  y yo quise arrojarme en sus brazos pero en unos segundos estábamos en otra habitación, los colores eran diferentes y sonreí a ver la cama y no porque quisiera meterme en ella con él nuevamente. Sino porque el estilo me gustaba, pero no iba a repetirlo una vez más, era asombroso y cada detalle me recordaba a él.

Me tomo de la cintura y me volvió a besar en el cuello, otra vez le di espacio para que me besara ¿No podía contenerme o qué? Mis manos se apoyan suavemente él sus brazo y escuche cada palabra que salía de su boca. Sonreí un poco cuando decía que huía de él -No iba a dormir en tu casa Finnegan- Dije intentando sonar segura de mí -Y no huía de ti- Mentirosa! Claro que si! te metiste en su cama por más que te lo avisé y ahora querías huir! Mande a callar a mí mente antes se seguir por ese camino. Dijo que él y yo estábamos para estar junto y yo no pude disimular mi cara se intriga , hacía solo unos minutos había intentado apartarme, pero ahora parecía distinto.

Él corazón comenzó a latir fuerte pero me quise mostrar tranquila “No puedo apartarme de ti y si hay algo que quiero que entiendas es que yo planeo tenerte en mi vida”Sus palabras retumbaron en mi mente y yo creí que el cansancio me había ganado y solo estaba soñando, sí eso debía ser un sueño. Pero su voz siguió sonando y aunque yo miraba sus ojos me sentía como flotando Quería besarlo cuando dijo que iba a ser difícil pero qué iba a intentarlo. Era más sé lo que había pensado. Sonreí como una boba frente a sus ojos y no pude disimular eso.

Me empujo a la cama y yo sonreí sensualmente aunque me contuve rápidamente . Me dijo que quería que durmieramos juntos, pero qué iba a vestirse y simplemente intenta disimular mi desagrado por aquello ¿Que me había hecho ese hombre en una noche? ¿Desde cuando Felicity Smoak era una mujer lujuriosa? Fue cuando la mujer apareció de la nada y no pude evitar sentirme molesta, no podía decir nada así que guarde silencio pero no me gustaba que ella o cualquiera pudiera verlo así. Le entregó algo y la mujer desapareció, me quedé mirando el lugar dónde se fue la mujer y luego lo mira a él  y sonreí -Deberías hacerlo tu- Callate Felicity! No supe ni cómo lo había dicho, mi rostro tomo un color rojizo y  yo mire a otro lado. Pero cómo iba a ser posible controlarme cuando él entró a la cama así, mire su cuerpo, fue casi inevitable, era simplemente perfecto. Dios, sentía cómo me volví a mojar con solo mirarlo, quería estirar mi mano hacía él, quería tocarlo, pero me contuve.

Lo que hacía con mi ropa interior me parecía completamente excitante Nunca había sido así, jamás había estado con un hombre cómo él, había sido completamente salvaje y a mí me había encantado, sus movimientos, su cuerpo, la forma que había tomado mi cuerpo como suyo. Tuve que abrir mi boca para respirar, pero entonces se sentó en el costado de la cama y revisó su herida, mi mente volvió a funcionar en ese momento, me senté en la cama y quede en su espalda, me apoye un poco en él y pase la mano por su herida -Lo siento, creo que todo eso es mi culpa- Mi voz aun sonaba sensual, no podía evitarlo, mi cuerpo estaba completamente preparado para él. Tenía que controlarme, pero no podía decirle a mi cuerpo qué de callara así cómo así. Se levantó y dijo que iba a buscar algo para dormir, me quedé  mirando cómo desaparecía.

Sentí que el tiempo no pasaba en aquel lugar, no sé cuánto estuve sola, pero me quede los detalles de la habitación, entonces mire la bata que me había dado, yo ni siquiera tenía ropa para dormir ¿Quería que durmiera desnuda junto a él? La idea de que volviera a mirar a mí cuerpo cómo lo había hecho antes me estalló en la cabeza. Me quité el vestido y busqué un espejo. Mi cuerpo tenía marcas de él. Mi labio era el primero, en mi cuello había dos marcas y en mis caderas aún se veían líneas rojizas se cuando me había arrancado la ropa interior. Me sexo la tia se exitacion se solo pensar en ello, lentamente toque la parte interior se mi muslo y ahí estaban los vestigios de él. Él me había hecho suya se todas las maneras posibles y me gustaba sentirme suya, no iba a decírselo, a menos no ahora, no quería presionar más el asunto.

Tome la bata y la puse alrededor de mí cuerpo, me pone un poco con las manos, si soy mujer, quiero verme bien, pero no tenía nada con qué mejor mi aspecto, aunque en ese momento él me haya hecho sentir una diosa, igual quería verme bien. Me senté en el costado de su cama y guarde silencio, pero no podía evitar que una suave sonrisa se dibujara en mi rostro.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 16, 2016 10:58 pm

Sus palabras eran cortas, pero podía reconocerlas, eran de una mujer decepcionada, triste por mis palabras, era un imbécil total había sido lo peor que ella podía encontrar, pero todo cambió, encontró mi verdadero sentido y como me moría por tenerla en mi vida por mucho más tiempo, la dejé en cama mientras me iba a buscar algo de ropa, la oscuridad alrededor de mi cama era una oscuridad natural, mis ojos estaban preparados para dicha oscuridad, abrí un cajón para buscar ropa interior con la cual dormir y también para guardar mi tesoro preciado, olí por última vez la humedad de su sexo antes de guardarla y cuando fui a ponerme mi ropa interior la volví a mirar ¿se estaba viendo al espejo? Estaba una vez más completamente desnuda, revisaba sus labios, su cuello pasó a sus caderas y cuando tocó su entrepierna sentí que algo en mi cabeza estalló, yo no podía dejar a esa diosa quieta, tenía que volverla a hacer mía a como diese lugar, porque al fin de cuentas eso era… Mía, así como yo de ella… Esperen ¿yo dije eso?

Se colocó la bata y se acostó… Yo estaba perdido con sus tiernos movimientos, había pasado de revisar su cuerpo después de la brutalidad que yo había ejercido en ella y ahora simplemente se colocaba la bata y se intentaba ver mejor, íbamos a dormir, pero ella simplemente quería verse mejor para mi, rodeé la cama aún en la oscuridad dejando mi ropa interior de lado y la tomé por sorpresa, agarré sus pies suavemente y acaricie sus plantas para luego pasar a sus muslos. –Creo que no puedo dormir después de verte revisar tu cuerpo ¿Encontraste algo que no debías? –Me acomodé encima de ella, tenía miedo de que me rechazara en el momento ¿alguna vez había sentido ese miedo? ¿Realmente alguna vez me habían rechazado? No… ¿Por qué el miedo?

Tragué en seco y acomodé mis rodillas a los lados de sus caderas y acaricié su abdomen suavemente. –Pasaré a revisar yo sí te causaron algún daño bastante cruel ¿te parece? –La excitación se me desbordaba por los ojo ¿alguna vez había hecho algo así en esa habitación? Quizás alguna de las maids alguna vez en el pasado, pero nunca en la habitación, ni siquiera la usaba para dormir, no usaba ese lugar para nada… Eso es otra historia. Tomé el rostro de la rubia con mis manos y le di un beso en la frente. –Tienes un par de marcas en el cuello y el labio roto, tus caderas están marcadas ¿alguien intentó sobrepasarte contigo? –Pregunté con una sonrisa. –Es mi deber verificar esta información con tal de establecer un veredicto sobre lo sucedido y poder encontrar una manera de lograr una pronta recuperación. –Pegué mí frente a la de ella y sonreí, era difícil estar completamente desnudo sobre ella y no pensar en que una erección deseada, pero no en ese momento en el que intentaba estar serio, mostrara que todo de ella me volvía loco y que aunque no lo supiera tenía el completo control de mí. –¿Podría responder mis preguntas lo más pronto posible para seguir Ms. Smoak?
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 17, 2016 1:09 am

¿Qué hacía exactamente acostada en esa cama? No tenía una respuesta, bueno si tenía un par pero cualquiera que podía dar solo resaltaría que estaba enamorada se Finnegan McArden, claro yo no pensaba decírselo, ya había hablado mucho esa noche y creía que era mejor guardar un poco de silencio, incluso para mí que solía ser sentimental, era un poco difícil confesar un sentimiento a un hombre que estaba definitivamente acostumbrado a no sentir esas cosas. Respire profundo intentando saber dónde estaba él, pero no podía escuchar nada, fue fácil imaginar lo letal que él podía ser ¿Soy yo o me estaba volviendo loca? Aquello me pareció un tanto excitante, si definitivamente estaba perdiendo la cordura. Cerré los ojos unos segundos, mientras seguía intentando calmarme, claro no fue buena idea porque apenas lo hice, las imágenes volvieron a mí. Su forma se mirarme, la fuerza con la que me había tocado, sus labios jugando con mis senos, quise gemir con solo pensarlo y gracias a dios no lo hice.

Abrí los ojos cuando sentí sus manos y sonreí bobamente, no podía evitarlo por más que quisiera. Claro tenía que sonrojarme cuando dijo que me había visto frente al espejo, después se lo que habíamos hecho, yo me sonrojaba por aquello. No supe qué decirle pero tenía que decir algo -Se suponía que no tenías que ver eso- Dije clavando los ojos en él, su cuerpo era sensual y yo simplemente quería que me volviera a tomar. Sonreí seductoramente mientras él se acomodo sobre mi. Sus manos acariciaron mi estomago y yo quise sonreír, pero no quería ser tan fácil, si él me volvía loca, pero tener algo de dignidad no estaba mal. Me dijo que iba a revisar mi cuerpo y yo me sentí excitada, pero ¿Qué pasó con lo se la dignidad? Tome sus manos como si fuera a frenarlo, sólo unos segundos dónde mire su rostro.

Me beso y yo cedí ante sus movimientos, solo quería volver a sentirme suya. Reí suavemente cuando dijo que alguien había intentado sobrepasarse conmigo -Creo que fui yo la que me sobrepase- Dije con cierta picardía Mientras lo vi acercarse a mí, me pidió que respondiera rápido y fui yo la que tomó la iniciativa -Creo que esto me lo hicieron porqué toque un lugar que no tenía que hacerlo- Lleve la mano qué había tomado  hasta mí labio para que tocara mi herida y cuando sentí la punzada de dolor cerré los ojos con satisfacción solo un segundo antes de volver a mirarlo sensualmente , para pasar lentamente la punta se mi lengua por la llema de sus dedos ¿Qué estaba haciendo? Recuerdas, él está herido y no debe hacer esfuerzo.

Yo no tenía la habilidades que él tenía, jamás podría lograrlo caer en la cama, así que iba a usar otro método, chupe suavemente la punta de sus dedos y luego los lleve a mis caderas  e hice que tocaba mi piel donde había tenido las marcas rojas -¿Usted qué piensa señor McArden? ¿Puede ayudarme?- Dije sensualmente. Todas mis dudas comenzaban a disiparse otra vez, aún no podía llamarlo mío, pero yo deseaba ser suya nuevamente y cada noche que él lo deseara, por qué sencillamente sabía que su cuerpo era adictivo y ahora yo iba a desearlo como nunca.

Poco a poco acaricie su piel y sonreí antes de tomarlo se los hombros y obligarlo a dejarse caer, me coloque arriba de su cuerpo y desprendi mí bata. Sus ojos recorrieron mi cuerpo y yo volví a sentirme sensual, era casi una locura que él tuviera un poder así sobre mí, esta vez fui yo la que acercó sus labios a los de él y dije -Estás herido, no debes hacer más esfuerzo- Pero aunque aquello parecía que le decía que se  olvidara de la idea, estaba muy lejo se lo que realmente yo pensaba hacer, acerque mis labios a su cuello y lo besé despacio, pero cargado de pasión. Lleve sus manos a mí cintura para qué de sintiera libre se tocarme.

Mordí el lóbulo de su oído y pase lentamente mi lengua por allí, habíamos sido salvajes la primera vez, y no dudaba que eso también lo fuera a hacer, pero primero quería disfrutar se su piel. Bese nuevamente sus labios y dije -Señor McArden, creo que esta vez soy yo la que voy a ayudarlo con su herida- Entonces bese suavemente su clavícula y baje con mis besos por su pecho ¿Realmente iba a hacer eso? Yo jamás había deseado así a un hombre y ahora quería cada cosa se él, llegue a su cintura y vi cómo él estaba preparado para mí, sonreí con satisfacción y tome su miembro con las manos, comencé a acariciarlo suavemente y mire su rostro, cuando estaba con él , por alguna razón dejaba todo mi nerviosismo y mis inseguridades, a su lado yo me sentía una diosa.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 18, 2016 10:25 pm

¿Cómo qué se suponía que no veía? En parte a veces olvidaba que las personas olvidaban las habilidades que tenía, o más bien creía que siempre explicaba mis habilidades, pero en realidad no las hacía a la perfección, Feli estaba a mi merced y cada palabra que salía de su boca sonaba como un ronroneo para mi, quise preguntarle qué lugar había tocado, pero por primera vez podía decir, “me tomaron por sorpresa”. Normalmente yo soy el que ataca, controla, maneja, distribuye, monopoliza, conquista y perfora el cuerpo ajeno, no importa de la situación que se trate, asesinato, pelea o sexo, suelo tener el control en el 93.12% de las situaciones de mi vida ¿por qué? Porque fui entrenado para estar al pendiente de lo que sucedió, sucede y sucederá y con ello armar una situación acorde para hacer mis movimientos de una manera más minimalista y lograr lo deseado de una manera rápida y eficaz.

No me di cuenta el momento exacto, pero su cuerpo estaba sobre el mío, se quitó la bata una vez más permitiéndome ver la perfección de su cuerpo y como ya sus pezones se encontraban erizados por mi atrevimiento de volver a tocarla, suspiré hondo e inspeccioné cada parte de ella, cada rincón, y todo lo que veía era perfecto. Con la falsa excusa de que sí me esforzaba abriría mi herida hizo una cortina de humo temporal ¿en serio? ¿Por qué seguía entonces con el juego? Solo pude reírme y acariciar su mentón antes de que empezara a bajar más por mi cuerpo y tuviera una sorpresa más en la noche. –Bueno, pensé que hablabas… –No pude terminar la frase, sus dedos abrazaron mi sexo y empezó a acariciarle suavemente, apreté los dientes e intenté cerrar los ojos, pero me sentí observado ¿ahora era ella la que veía mis expresiones? ¿Pasé a ser cazado en lugar de cazador? ¿Qué seguía en esta vida? ¿Por qué no puedo asimilar que ella empezó a tomar el control?

De descansar. –Completé mi oración mirándola a los ojos con una sonrisa obscena. –¿Puedes ir un poco más rápido? –Apreté los labios para gemir con la boca cerrada y volví a sonreír. –Me encanta una mujer con iniciativa y poder… No… Realmente de debo de encantar mucho para que tomes el control ó ¿me equivoco? –Volví a estirar mi mano para acariciar su mentón y suspiré hondo, quería que siguiera haciéndolo, pero quería más aunque no quería volver a tomar el control de la situación, podía dar órdenes y entonces volvería a ser el cruel tirano sexual que usa el cuerpo ajeno a su gusto, pero quería ver hasta donde la llevaba su imaginación sexual, hasta donde podía llegar su deseo por mí, sí realmente quería ser mía tanto como yo quería ser de ella. ¿Realmente yo estaba enamorado? Le estaba dando el poder que ninguna tuvo, le estaba dando más de lo que alguna vez di, soy un maniático del control como expliqué anteriormente y ahora estaba dejando todo prácticamente en sus manos… No, no hablo de ese todo, pero ese todo también estaba en sus manos, hablo de la situación, de la diversión, de la imaginación obscena.

Coloqué mi pulgar en sus labios solo porque quería revivir ese momento en el que chupó mi dedo ¿cómo pude mantener el control en ese momento? Pude haber vuelto a ser el tirano sexual que me gusta ser, pero no algo me detuvo, quería dejarla expresarse, no solo la quería gimiendo, la quería de muchas maneras más ¿realmente eso es estar enamorado o hay más sobre eso?
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 19, 2016 11:45 am

Aún no puedo decidir si soy una estupida, si estoy enamorada o si simplemente los instintos me guiaban o quizás , y no digo que lo sea, pero tal vez era una mezcla de las tres. Allí estaba yo, otra vez perdida en las sensaciones que me despertaba aquel hombre, porque si, por más peligroso que fuera, en ese momento era un hombre para mí, bueno no solo un hombre, sino él hombre qué me importaba ¿Me estoy enredando mucho no? El punto es qué había vuelto a perderme por él, por las líneas se su cuerpo y por aquella sonrisa sensual. Definitivamente él era un depredador y yo solo un cordero, pero de alguna manera mis instintos se había despertado y ahora era yo la que quería disfrutar se su cuerpo, sabía que no duraría mucho, pero lo disfrutaría cada segundo.

Sus ojos recorrieron mi cuerpo y yo  por primera vez me sentí absolutamente orgullosa de mí cuerpo, en él reflejo de sus ojos yo me sentía hermosa. Sonreí mientras besaba su piel a escuchar lo que decía, él había pensado qué iba a parar, me había gustado sorprenderlo, me gustaba su rostro en ese momento y cuando toque su miembro, sus expresiones de volvieron completamente eróticas, mi cuerpo reaccionó violentamente golpeando con la exitacion, me sexo se humedecio cada vez más por él. Él me miró cuando lo observa, sonreí seductoramente, pero me vi obligada a jadear suavemente cuando me pidió que fuera más fuerte, no lo pensé lo qué dijo, simplemente lo hice, haría cualquier cosa para volver a ver el placer plasmado en su rostro. Sus palabras me hicieron reír suavemente -Finnegan, creo que te das mucho crédito- Dije completamente seductora, pero era completamente verdad -Él me encantaba, cada cosa que hacía, su mirada y su tacto, todo él era completamente exquisito., estiró su mano y volvió a acariciar mi rostro, mientras yo sonreí con picardía, por ahora era completamente mío y yo no iba a dudar en aprovecharme de aquello.

Puso su pulgar sobre mis labios y yo lo chupe al mismo ritmo que acariciaba su miembro, a veces un poco lento y a los segundos con más rapidez. En mis ojos brillo la lujuria y solté su pulgar, volví a besar su estamos suavemente y baje poco a poco mientras seguía acariciándolo. Mentiría si no digo que de vez en cuando lo miraba, sus expresiones, prendian las llamas en mí.  Sus ojos estaban clavados en mí cuando tomé su miembro con firmeza y pase mi lengua por la punta se él, puse ver sus expresiones solo unos segundos, porque luego lo metí dentro de mí boca y comencé a moverme suavemente, acompañándolo con él movimientos de mí mano.

Ya no podía ver sus expresiones, pero me deleitaba con su respiración agitada y sus jadeos, estaba segura que él me tomaba del cabello, había notado su obsesión por el control y sabía que eso no podría dejarlo de lado, aunque fuera yo quién le otorgara placer. Poco a poco comencé a hacer mis movimientos más rápidos y profundo y de vez en cuando me frenaba para jugar con mí lengua en él. Mos manos lo acariciaban firmemente y me atreví a tocarlo un poco más, baje mis manos por la longitud de su miembro y seguí un poco más para sentir su reacción a mis manos, que fueron suaves mientras mi boca seguía dándole placer. No podía pensar en ese momento, estaba completamente excitada y perdida en sus sonidos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 22, 2016 8:44 pm

No había más sorpresa en mi, solo deseo, la manera en que chupo mi dedo, sus ojos contra mí, todo de ella se me hacía imposible de evitar, había que acabar con todo esto, debía de estar de nuevo dentro de ella a como diera lugar, su mano empezó a moverse más rápido y yo gemí un poco más fuerte, dejé caer mi cabeza hacia atrás unos segundos y cuando volví a mirarla, abrí los ojos sonrojados, su respiración estaba contra de mi miembro y sus labios se acercaban a él casi como en cámara lenta, y de la nada su lengua tocó mi sexo provocando un leve espasmo que me hizo contraer los músculos de la espalda. –Dios…

De mi boca no salió nada más, porque luego sus labios atraparon mi sexo dentro de su boca y una vez más di un par de espasmos, gemí con fuerza y empecé a jadear entre los movimientos de su boca con mi sexo, estiré mi mano para tomar su cabello y enrollármelo en la mano, su movimiento con mi miembro era perfecto, podía sentir dedicación, pasión, placer al hacerlo y sentimiento… Si, se puede sentir sentimiento con ello, intenté dejarme llevar y que mi miembro entrara por completo en ella, sin embargo la rubia me detuvo. –Pero… –Traté de quejarme como sí de un niño me tratase, pero una vez más caía entre gemidos, jadeos y rugidos al sentir como su lengua jugaba con mi sexo. Pronto sus labios se apartaron de mi sexo, sus manos jugaron con este y yo busqué su mirada una vez más, levanté su rostro con las manos, ya me encontraba sudado, jadeando y con la vista entre cerrada, mi miembro daba espasmos de excitación mientras ella movía sus manos, tenía que pedirle que se detuviera, por primera vez en mi vida entera alguien me había llevado al límite y necesitaba detenerme antes de estallar en locura.

Feli… Da un alto. –Dije tratando de incorporarme en la situación debía ponerla bajo de mi, pero algo me obligaba a querer arrojarlo en su rostro ¿qué seguiría? ¿Había algo de luz en mi o solo me importaba el placer? Apreté los dientes y aprovechando las sombras rodeándonos estiré un pequeño tentáculo de oscuridad para estimular el sexo ajeno. –No, no te detengas… –Agregué con una sonrisa obscena en el rostro. –Quiero venirme en ti. –Directo, sencillo y cruel en algunos casos, algo me decía que me disculparía luego… ¿Qué? Mejor pedir perdón que pedir permiso. Llevé mis manos con fuerza detrás de la cabeza ajena y acerqué sus labios a mi sexo de nuevo ¿volvía a ser posesivo? Me importaba un carajo, le había dado mucho tiempo, mi vida estaba construida por personas posesivas que me guiaron a ser un tirano, todo tenía que suceder como yo lo tenía prescrito y así sería está vez, sexual, sentimental, emocional, de cualquiera manera yo tendría el control de todo, como siempre… Mantendría las riendas, aunque fuese difícil con una mujer con ella a mi lado.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 23, 2016 12:16 am

Podía sentir cómo Finn se perdía en él placer y por primera vez en mi vida me sentí poderosa, como si pudiera controlar sus acciones en ese momento, aquella sensación me fascino, aunque supiera que solo duraría unos segundos, él jamás se entregaría tanto, él era un hombre que acostumbraba a tener el poder en todo momento y aunque  fuera excitante para mí, aquella nueva sensación me pareció erotica y yo disfruté de llevarlo a límite, se hacer que él perdiera el control de su cuerpo. Sonreí con satisfacción cuando quiso quejarse, pero yo seguí con mi juego, mis movimientos fueron haciéndose cada vez más profundos mientras mis manos ayudaban él movimiento.

Sus manos fueron directamente a mí cabello, quizás esta era la primera noche que pasamos juntos, pero había cosas que había entendido se él en un primer momento, En ese instante hice mis movimientos más profundos, y frenéticos, pero él… Él me detuvo, lo mire un poco perpleja pero excitada, me había gustado hacerlo, quise protestar, pero algo toco mi sexo y yo simplemente gemi, supe qué era él jugando con sus poderes, pero había tocado en el lugar correcto y mi sexo se humedece aún más, fue cuando dijo que no me detuviera y yo quise hacer sus deseos realidad, volví a tomar su miembro con mis manos.

Sus palabras fueron directas y cargadas de lujuria,  Sus manos se apoyaron en mi cabeza y yo volví a lamer su sexo, no porque él fue un dictador en la cama, sino porque yo lo deseaba, quería hacerlo perderse en él placer, quería que gimiera mi nombre y rogaba a dios que jamás se hubiera sentido así con alguien más, volví poco a poco a ritmo con él qué él me había frenado, sabía que después de eso él estaría cansado pero tenía mí ciertas dudas se que Finn me dejara hacer eso con él sin hacer nada conmigo. Podía sentir los pequeños espasmos en mi boca y eso hacía que me moviera cada vez más frenética y que con cada movimiento llegará a los más profundo,

Aún podía sentir lo que Finn hacía para estimularme y jamás hubiera pensado que podía ser tan atrevida y que mí mente de podía nublar se tan manera con escuchar los jadeos se otra persona, pero yo me había perdido en la sensualidad de su cuerpo, las expresiones se su rostro y la tiranía de sus palabras, si bueno normalmente la gente decía que la primera vez se las personas era algo cargado de sentimiento, y aunque esto pudiera verse salvaje, no quería decir que no hubieran sentimientos, simplemente ambos despertabamos los instintos del otro.

Segui los movimientos con mayor frenesí y profundidad cuando su miembro comenzó a dar más espasmos, podía sentir que estaba cerca de perderse y aunque él fuera un adicto a controlar, quería que se perdiera con mis labios, yo también gemía mientras hacía aquello, no solo por la exitacion que me producia hacer aquello, él aún me estimulaba y mi cuerpo reaccionaba a aquella caricias, deseaba que él volviera  tomarme con fuerza, que me hiciera sentir suya y qué me demostrar qué tal posesivo podía ser, pero primero quería hacerlo caer en el abismo del placer, así que lleve los movimientos más a fondo, mientras su cuerpo reacciona, la manera en que apretaba mi cabello o la forma en que jadeaba, los espasmos se su sexo,todo me decía que estaba cerca de perderse.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 28, 2016 1:32 pm

Sus movimientos habían dejado mi cuerpo en ascuas y realmente no había manera en que pudiese controlar más lo que venía de ahí en adelante, mi piel se erizaba, mis músculos se tensionaban, mi voz solo podía soltar gemidos mientras los labios ajenos se apoderaban de todo mi sexo. Lancé un rugido al cielo y sin decir más dejé de resistirme mucho más, era momento de que todo saliera tal como ella lo deseaba. Rugí su nombre en alto mientras de mi sexo salía todo lo que podía en la boca ajena, los espamos que daba mi miembro eran casi que desesperados mientras obligaba al interior ajeno a recibir todo lo que podía, tomé su cabeza y la acerqué lo que más pude a mi cuerpo sin importarme por unos segundos si podía lastimarla o no, al contrario la estimulación que le estaba dando con mi sombra se había tornado más rápida y precisa, era para aminorar las cargas, quería sentirla gemir y venirse, esa era mi especialidad, ser un tirano, al fin de cuentas ella me había permitido ser lo que yo tanto disfrutaba.

Sostuve su cabeza por unos segundos hasta que sentí que no había más que soltar, suspiré hondo y me quedé mirando hacia el techo por unos segundos, la luz normalmente no me cegaba, estaba acostumbrado a la luz, incluso podía mirar directamente al sol sin quemarme. Mi sombra no dejaba de jugar con ella, podía incluso sentirla gemir contra mi sexo, solté su cabeza suavemente y suspiré con una sonrisa obscena para luego mirarla ¿debía pedir perdón? No… Ella me había conocido así, incluso había permitido que tomase el control de nuevo. La tomé del mentón y la retiré suavemente de mi cuerpo, sin que mi sombra dejase de estimularla, sonreí mientras sus ojos se encontraban con los míos y solo pude encogerme de hombros. –No puedo cambiar eso de mí… Pero tú por tú parte… Cada segundo me deslumbras más. –Comenté entre suspiros. –Pero aún falta el plato fuerte. –Use mi misma sombra para levantarla en el aire y sin esperar mucho la obligué a sentarse sobre mi miembro aún erecto penetrándola de un solo golpe.

La miré estando arriba de mí y me relamí los labios, deslicé mis manos cobre su abdomen, rozando su piel con la yema de mis dedos y llegué hasta sus senos, los apreté con delicadeza y planté los pies contra la cama para poder moverme con fuerza. –¿Hay algo que te obligue a detenerte ahora? ¿Hay alguna herida o marca? ¿Tienes sueño o cansancio? –No me importaba mucho la respuesta, castigaría ese cuerpo hasta que no pudiera tener otro cuerpo conmigo que el de ella, lo haría tantas veces que cada vez que ella se acordase se viniese de la excitación, me volvería su esclavo y ella la mía ¿qué pensaría ella de lo que deseaba? Creo que ella quería una relación diferente, pero ¿cómo podía darle una relación diferente? ¿Cómo podía darle una relación? Necesitaba hablar con un ente conocido como “madre” pero la mía no hubiese servido para ello. ¿Con quién podía tener una conversación de ese estilo? ¿Por qué estaba pensando en ello ahora? ¿Sería que mi trastorno mental de no haber tenido una buena madre me hacía ver ahora a Feli como una? ¿O creen que estoy haciendo muchas preguntas estúpidas? Mejor me callo ¿cierto?

Sus ojos eran hipnóticos para mí y a pesar de que me moría… Aún no movía un solo músculo.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: You're the reason to keep my heart beating (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 29, 2016 10:16 am

Finnegan no era él primer hombre con él qué había estado, pero jamás alguien me había llevado a los límites de mi cuerpo, ahora tenía marcas de él y  mí cuerpo había recibido cada cosa que él había querido darme. Su mano se encontraba enredada en mi cabellera y aunque algunas mujeres podrían enojarse con eso, yo estaba extasiada con cada cosa que él hacía. Él era un dictador en la cama y aunque pudiera parecer extraño yo había descubierto muy recientemente que él me fascinaba así. Podía escuchar sus jadeos y cómo su cuerpo cedía ante mis acciones y cuando grito mi nombre me sentí victoriosa, lo quería todo él, sus manos eran firme y sus sexo daba espasmos dentro de mí boca, mientras yo percibía el sabor se Finn.

Mientras él se dejaba llevar mi sexo de humedecer más, él seguía tocándome y yo no podía evitar gemir de placer, no solo por lo que había logrado sino por aquella caricias que estaba por lograr que me corriera sin que él me hubiera tocado. Él me miró con esa sonrisa que despertaba mis instintos más bajos y yo sonreí con lujuria, mientras pasaba un dedo por la comisura de mi boca de manera sensual. Todo su cuerpo era perfecto y yo estaba decidida a seguir -No  quiero que cambies eso se ti- Le dije con voz sensual mientras me disponía  volver a besarlo, él no dejaba de estimular y mí cuerpo de contraia por dentro, intentaba controlarme. Entonces su sombra me tomo y yo sonreí , no pude hacer nada más que gemir con fuerza cuando entró con  fuerza. Me agite simplemente estaba por perderse en él pasé y aún no había pasado nada.

Sus manos tocaron mis seños y yo arquee la espalda por instinto para darle más espacio ¿Me había vuelto loca por él? Probablemente sí, pues estaba completamente decidida a perderme en sus deseos esa noche. Si estaba herido y yo cansada, y seguramente dormiría mucho después se eso, pero en ese momento no había excusa que me fuera a alejar de su cuerpo, sonreí con lujuria -Yo…- Dije sin notar que mi sexo se contrajo un poco por la excitación. No podía responder aquello en cambio apoye mis manos en su pecho y volví a besarlo con pasión, jugando con su lengua.

Mis manos rasguñaron suavemente la piel se su pecho y moví suavemente mis caderas por instintos, yo lo deseaba, más que a nadie y aunque no estuviera en mí contro, quería que él me deseara  ser la misma manera. Cuando solté sus labios apoye las manos en su pecho y le sonreí -Aún puedes quejarte por la herida- Dije con una sonrisa pero él podía ver en mis ojos que no iba a dejar que de fuera. Mis caderas volvieron a moverse lentamente y mis ojos se cerraron, yo estaba sensible y con un par de sus movimientos me haría perderme aunque él no lo supiera.

Gemi despacio y entonces sin poder entender cómo mi cuerpo reaccionaba, clave las uñas en su piel y tiré mi cabeza hacía atrás mientras mi cuerpo anula todo pensamiento se mi mente. Gemí más fuerte y los jadeos se hicieron profundos, me faltaba el aire cuando sentí que el placer recorría mi cuerpo  -Dios Finn..- Dije suavemente antes se moverme con más fuerza y que mi sexo se contrajera lo suficiente para hacerme llegar a orgasmo, apenas me había tocado y yo ya me había perdido en sus brazos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.